La Seguridad del Estado emplea nuevas tácticas de represión

Se ha puesto de manifiesto, la intención de los agentes de la Seguridad del Estado en Songo- La Maya de tomar huellas digitales y muestras de cabello a los opositores, con la intención de intimidarlos, con la posibilidad de implicarlos en delitos comunes.

Luís Alain Guzmán Ramírez

Por Aleida Silva Fernández
Directora APLOPRESS
Santiago de Cuba, 1 de noviembre, 2014
Acrecienta la Seguridad del Estado la violencia contra los opositores. El pasado 23 de octubre de 2014 el Comisionado de Comercio del Municipio de Oposición Songo – La Maya, Ing. Luís Alain Guzmán Ramírez fue citado por el Mayor de la Seguridad del Estado Ernesto López Pérez para la Estación de la Policía Nacional, donde lo amenazó de que sería golpeado por los pobladores de la comunidad de “Los Reinaldo” localidad donde reside el Ing. Alain Guzmán.
Según se ha podido conocer en la comunidad “Los Reinaldo” aparecieron un sinnúmero de carteles anticastristas. Algo que siempre pone muy predispuesta a las fuerzas represivas del régimen, principalmente a la Policía Política.
Sin embargo, en los últimos tiempos se están haciendo más presente los métodos tradicionales de los regímenes dictatoriales, con la aplicación de la violencia física pública. Anteriormente se realizaban las golpizas y otros métodos más sofisticados de violencia en los centros de detención.
Todo esto ocurre después que el Municipio de Oposición de Songo – La Maya presentara una Demanda Social contra el Gobierno municipal por la precaria situación que presentan los habitantes de la zona del antiguo Central “Baltony”, poniendo como ejemplo el caso de la ciudadana Esneronilda Carbonell Gistrudi.
Ya había ocurrido cuando se presentó la Demanda Social por la crítica situación en que se encontraba la comunidad “La Meca”.
En ese entonces el Oficial de la Seguridad del Estado, conocido por Degnis Pagan, conminó a los campesinos de la zona, que golpearan al Ing. Herguez Frandín y a Pedro Antonio Alonso, Directivos del Municipio de Oposición, si los veían recabando información por ese lugar. Según relata Pedro Antonio Alonso, este oficial de nombre Ernesto López Pérez, de profesión Veterinario y oriundo del Central “Salvador Rosales” antiguo “Algodonal” siempre se ha caracterizado por su brutalidad represiva, tal vez heredada de su propia profesión.
El Ing. Alain también puso de manifiesto, la intención de los agentes de la Seguridad del Estado en Songo- La Maya de tomar huellas digitales y muestras de cabello a los opositores, con la intención de intimidarlos, con la posibilidad de implicarlos en delitos comunes.
El Centro de Estudios para la Democracia Proactiva, “José Ignacio García Hamilton” tomando como premisa por este este caso y otros de amenazas y violencias contra activistas de la sociedad civil y de la oposición política desarrollará un trabajo de investigación, para definir una metodología que conlleve a contrarrestar los efectos de la “Indefensión adquirida”.
Como primer paso, definir y hacer conocer el concepto de la “Indefensión adquirida” como estrategia de control político social de los regímenes totalitarios.
Por lo que es tarea revertir la situación e identificar el entorno de los represores y dejar constancia histórica de sus procedimientos. Incluso, dar a conocer a los altos funcionarios del Gobierno, en este caso al Primer Secretario del Partido en la Provincia de Santiago de Cuba, Lázaro Expósito Canto, de estos métodos represivos.
Hay que evitar a toda costa, de que si llegara una “operación Detergente” estos funcionarios no se puedan reciclar, aduciendo no tener conocimiento de hechos que ocurrieron en su mandato.