Condenan a 10 meses de cárcel a bicitaxista que protestó en Jovellanos

Los conductores de bicitaxis están a menudo en la mirilla de la policía.

Lázaro Rodríguez conducía un bicitaxi en Jovellanos, Matanzas, pero no contaba con licencia para ejercer por cuenta propia.

El emprendedor Lázaro Rodríguez tendrá que pasar 10 meses en la cárcel por protestar en Jovellanos, Matanzas. (Foto archivo)

El emprendedor Lázaro Rodríguez tendrá que pasar 10 meses en la cárcel 

por protestar en Jovellanos, Matanzas. (Foto archivo)
Martínoticias

Lázaro Rodríguez conducía un bicitaxi en Jovellanos, Matanzas, pero no contaba con licencia para ejercer por cuenta propia. Se sentía acosado por un policía y protestó con un cartel frente al gobierno local.

Un tribunal cubano sancionó a 10 meses de privación de libertad por el supuesto “delito de resistencia” al cuentapropista Lázaro Rodríguez, según informó un familiar a Radio Martí.

El caso contra el chofer de bicitaxi, -explicó su esposa Idalmis García-, comenzó después que un policía lo detuvo en Jovellanos, Matanzas, porque no tenía licencia para trabajar por cuenta propia debido a que actualmente está detenida la entrega de estos permisos.

Agobiado por la situación, -dijo García-, su esposo protestó el 8 de enero portando un cartel frente a una oficina del gobierno local, donde fue arrestado.

“Me le echaron 10 meses, por resistencia”, dijo García, quien era testigo en el juicio celebrado el jueves. Según su recuento, no pudo asistir porque fue detenida por la fuerza y llevada a los calabozos.

Rodríguez cumplirá su sanción en la prisión Combinado del Sur, en Matanzas, a donde será trasladado el próximo martes. 

“Buscándome unos kilitos”

Sobre el incidente el 8 de enero pasado explicó: “Él se paró en la casa del Partido (Comunista) que fue donde sacó el cartel el 8 (de enero) y (…) llamaron a la policía. La policía lo recoge y lo llevan para la unidad”.

García explicó además que Rodríguez intentó sin éxito explicar sus razones al policía que lo acosó inicialmente por conducir su bicitaxi sin licencia.

“Mi esposo le dijo, ‘compadre que tú prefieres, que yo esté preso, que yo robe, estoy trabajando, buscándome los kilitos, déjame trabajar’. Pero se encarnó arriba de mi marido y le dijo que lo iba a hacer tierra”, declaró la mujer.

Además dijo que hay testigos de que no se resistió, aunque admitió que a la gente “no le gusta comprometerse”.

“Allí el pueblo vió que él no hizo resistencia ninguna, que él cogió y puso sus manos hacia atrás y se dejó poner sus esposas”, explicó.

Los conductores de bicitaxis están a menudo en la mirilla de la policía. En abril pasado, el Ministerio de Transporte (MITRANS) emitió una nueva disposición que obliga a los bicitaxistas a portar una identificación visible que limita su circulación a determinadas áreas.