Elián, el balsero triste, su historia es llevada al cine

El Festival de Cine de Miami, cuyo director, Jaie Laplante, moderó el debate, y el Miami Dade College organizaron esta presentación especial del documental.

Miami se reencuentra con Elián 17 años después.

El documental dirigido por Tim Golden y Ross Mcdonell fue exhibido en la Pequeña Habana.

(diarriocorreo.pe)

Miami, 18 de junio, 2017

El documental “Elián” ha llevado a los cubanos de Miami a reencontrarse con una historia que conmocionó a su comunidad hace 17 años y con aquel niño balsero de cinco años, que todos querían proteger, convertido en una persona que reverencia todo lo que ellos rechazan.

Como dijo al finalizar la proyección Silvia Iriondo, dirigente de uno de los grupos del exilio, el documental dirigido por Tim Golden y Ross Mcdonell muestra que los que como ella se opusieron a que el niño fuera devuelto a su padre y a Cuba “hacían lo correcto”.

El momento en el que un veinteañero Elián afirma que no tiene ideas religiosas, pero que si tuviera alguna Fidel Castro sería su dios, fue quizás el que más impactó al público que asistió a una sesión especial en el Tower Theatre de la Pequeña Habana.

A pocas calles de allí está la casa de la familia González, los tíos de Elián, a la que fue llevado después de que dos pescadores estadounidenses le rescataran cuando la llanta de camión en el que le dejó su madre, antes de morir ahogada, estuviera a punto de hundirse en el estrecho de Florida.

Era el día de Acción de Gracias de 1999, por lo que Elián fue visto como “un milagro” o un “regalo” divino, según muchas de las personas que aparecen en las potentes imágenes de archivo que reproduce el documental, así como en entrevistas actuales.

Por “Elián” desfilan él y sus familiares de Cuba y Estados Unidos, además de Fidel Castro, que llevó el caso personalmente; el presidente estadounidense Bill Clinton y los que le siguieron en la Casa Blanca, George W. Bush y Barack Obama.

También se ve al actual mandatario, Donald Trump, hablando de Elián en un acto de la Fundación Cubano Americana y en informaciones de prensa relativas a la pasada campaña electoral en las que anuncia que cambiará la política de apertura a Cuba que Obama adoptó, algo que todavía no ha sucedido.

Pero, sobre todo, aparecen los cubanos de a pie, tanto en Miami como en Cuba, divididos y enfrentados también en el caso de Elían.

La entonces fiscal general Janet Reno, que dio la orden de asaltar la casa de los González para sacar al niño y entregárselo a su padre, Juan Miguel González, que se lo llevó con él a Cuba, fue considerada por los cubanos de Miami una traidora.

No se vio, sin embargo, una reacción clara cuando ella apareció en la pantalla, como sí sucedió cada vez que Elián o su padre hablaban o como cuando se vieron los funerales de Fidel Castro en Cuba y la fiesta montada en Miami para festejar su muerte.

Los aplausos resonaron en la sala, que estaba abarrotada, al llegar a esa parte de la historia del balserito.

Tras la proyección se celebró un debate en el que participaron uno de los directores del filme, Tim Golden; Iriondo, el congresista demócrata de origen cubano Joe García y la periodista Nancy Acrum, redactora de páginas editoriales del Miami Herald,

Golden dijo que la historia de Elián necesitaba ser contada, pues en estos 17 años no se ha hecho un libro ni un filme bueno, y que él y McDonnell quisieron dar voz a las dos partes de la historia, pensando que “sería valioso” para todos los cubanos, de uno y otro lado.

Iriondo, presidenta de la organización Madres y mujeres contra la represión (MAR por Cuba), reconoció que es un film “equilibrado” y destacó que muestra que todo fue controlado por Fidel Castro y que la comunidad cubana en Miami “tomo la postura que debía tomar”, viendo lo que le ha sucedido a aquel niño que todos cortejaban.

A su juicio, el Elián González de hoy, que aparece en varias escenas siempre elogiando a Castro y la revolución, muestra que eran ciertos sus temores de que el niño sería sometido a un adoctrinamiento intensivo si volvía a la isla.

Marysleisis González, la prima de Elián que le cuidó en los cinco meses que el niño pasó en EEUU, recibió un largo aplauso del público al final de la proyección, después de que Iriondo desde el escenario le agradeciera lo que hizo por él.

Quizás por el recuerdo de la movilización y la fuerte resistencia de la comunidad cubano-estadounidense para que no se llevaran al niño en el año 2000, la policía de Miami protegió el cine durante la presentación.

“Elián” fue presentado por primera vez en el Festival de Tribeca, en Nueva York, y desde el viernes se podrá ver en un cine de Miami Beach.

El Festival de Cine de Miami, cuyo director, Jaie Laplante, moderó el debate, y el Miami Dade College organizaron esta presentación especial del documental.

(EFE)