La farsa eleccionaria y la cacareada democracia en Cuba

ICLEP-EL MAJADERO DE ARTEMISA: La farsa eleccionaria y la cacareada democracia en Cuba

Texto y foto: Manuel Matos. Periodista ciudadano

Artemisa, 14 de nov, 2017

E l proceso electoral en Cuba, constituye uno de los temas más escalofriantes de actualidad. Durante todo el mandato del régimen de los Castro y bajo la mal nombrada “Revolución Cubana”, se han orquestado un sinfín de atentados contra el derecho ciudadano, constituyendo precisamente – muy a pesar de las promesas que hiciera Fidel Castro en 1959 de respetar el pluripartidismo y todos los derechos ciudadanos que son inherentes al hombre e intrínsecos- la prohibición de elecciones libres participativas en un proceso plural, una de las tantas violaciones al pueblo cubano.

A pesar que se trasladaron las farsas electorales de Octubre, para el mes Noviembre próximo, se conocen de la detención de ciudadanos de la sociedad civil que se han postulado de forma independiente, y aunque cumplen con un derecho constitucional, unos han sido vapuleados por el régimen y encarcelado bajo supuestos delitos, mientras que en modo general, todos los postulados son reprimidos.

Antes y no podemos olvidarlo, como tampoco olvidamos las masacres que contra niños, hombres y mujeres el régimen Castrista ha cometido a lo largo de más de 58 años en que también ha convertido al pueblo en una especie de esclavitud moderna, obstaculizó el conocido proyecto ciudadano Varela presentado por el líder del Movimiento Cristiano de Liberación José Oswaldo Payá Sardiñas y su equipo – quien perdiera la vida en un sospechoso accidente de tránsito- con el objetivo de transformar algunas leyes. Payá Sardiñas, igualmente estaba apegado a un derecho constitucional que a pesar de haberlo cumplido con transparencia y las exigencias que la ley solicitaba, los autores del golpe de estado a la democracia en Cuba, los Castro Ruz, se encargaron posteriormente de enterrarlo para siempre y borrar toda posibilidad libertaria de la constitución.

El proyecto ciudadano Otro 18, ha sido la otra acción cívica de la sociedad civil, para intentar democratizar a través de postulaciones independientes, el actual corrupto sistema de gobierno que impera en la isla, sin embargo está condenado igualmente al fracaso, debido que el régimen tiránico, despótico y diabólico de los Castro, no aceptará jamás – así lo han afirmado y acuñado- un cambio en el sistema político y social, por lo que acometerán además de acciones represivas, descréditos a estas personas que con la mejor de las intenciones para con el pueblo, se postulan.

Ello no indica, que los actores de este derecho legítimo, desistan del empeño, por encima de los riesgos que para la seguridad de ellos y sus familias implican tal compromiso. Ahora, el tema implica un análisis e incluso interrogantes ¿Por qué el régimen de la Habana afirma al mundo que en el país, se efectúan elecciones auténticas y libres? ¿Por qué el régimen de la habana, afirma que en el país se respetan los derechos humanos de todos los ciudadanos, y que todos gozamos de todos los derechos y libertades? todo aquel que se crea este cuento, esta farsa, no es por ciego, sino por hipócrita y cómplice como muchos gobiernos que se ensalzan con la cúpula de la dinastía Castro.

Usted lector cubano, alguna vez te has preguntado ¿Es democracia, que una familia se comparta el poder durante más de 58 años? ¿Acaso no son demasiados años? O de quienes abandona el país bajo el supuesto de que es por problemas económicos, no se han preguntado ¿Quién debe garantizar una vida digna, con decoro, con un salario justo que permita a las familias entre otras cosas una ali-mentación balanceada?

También resulta sencillo el comprender por qué el régimen de la habana niega a su propio pueblo una vida feliz, sin la necesidad de planificar que come, comodidades con las que vive, ni límites del disfrute de las libertades entre muchas más; la respuesta es: ¡Porque la naturaleza humana de los Castro es diabólica, aberrante, mentirosa, no quieren a su pueblo – primero cuenta el ciudadano extranjero- motivo este último que justifica la desunión entre familias que se encuentran fraccionadas por una idea obligada y descabella-da de los mayimbe que a diferencia del cubano de a pie, vive una vida desbordada de oportunidades y comodidades opulentas!. Castro, con toda la arrogancia de su poder puso en la constitución:

El sistema político, social y económico de la nación es irrevocable; o sea, el Socialismo es al igual que el partido gobernante y único permitido (Partido Comunista de Cuba) dirigido también por él, el modelo aceptado por la dinastía acomodada de la nación. ¿Es esto un acto de genuina democracia? ¿Se puede decir acaso que el proceso eleccionario nacional es auténtico, plural y libre? Usted cubano o extranjero, sabe perfectamente que se trata de una falacia. Para nada intento imponerle una creencia o ideología, solo hacerle comprender con hechos que el sistema de gobierno cubano es esclavizador.

Para poder decir que las elecciones son genuinas y de pura demostración de democracia, deben contar con el concurso de otras organizaciones política en un proceso cívico. En caso que piense lo contrario entonces pregunto ¿Por qué razón dio el padre de la patria Carlos Manuel de Céspedes la libertad a sus esclavos, y después por proclama se extendió a toda la nación? Acaso no fue según dijera el mismo, para que todos gozaran de iguales derechos y existiera justicia en aquella época. Bueno y que decir de nuestro apóstol José Martí, Varela, José de la Luz y Caballero y otros tantos próceres que lucharon por una real igualdad, por una convivencia en paz y de respeto a la democracia.

Lo que le pasa a Castro es que tiene miedo someterse a las verdaderas y genuinas elecciones libres y democráticas, esas que desde que llegaron al `poder en el 1959 no han permitido volver a realizar ningún acto democrático de ninguna naturaleza. Imagínese, gobernaron durante 18 años sin constitución hasta el año 1976 en que implantaron y acomodaron a su gusto la actual, los Castros que decían ser defensores de la constitución de 1940, sin embargo no la insertó en la nación. Respóndase usted y no se deje engañar.

  1 comment for “La farsa eleccionaria y la cacareada democracia en Cuba

  1. Elisandra Gonzales Estupinan
    November 19, 2017 at 10:14 pm

    Abajo la Dictadura
    Luchemos por una Democracia Transparente para elegir nuestros gobernates
    UNPACO Sección Alcides Pino, Holguin
    Elisandra Gonzalez Estupinan
    Calle 14 No 9F entre 21 y 23, Alcides Pino
    Correo lisi.keilin@nauta.com.cu
    Tel 52909736
    Unámonos y juntos venceremos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *