La Universidad de Miami sigue mostrando sus rojos colores

¿Están congresistas y senadores conscientes de lo que está ocurriendo?

21 de octubre, 2017

Una vez más los hechos demuestran que el presidente de la Universidad de Miami, Julio Frenk Mora parece estar jugando con los cubanos que de muy buena fe han acudido a él, para conseguir garantías de que la UM no establecerá—como era (¿O sigue siendo?)—la meta establecida bajo su presidencia.

Después de verse obligado a suspender la planeada conferencia de un esbirro intelectual del castrismo, sobre las “maravillas” del sistema de salud implantado en Cuba por la tiranía, ahora se descubren otras complicidades que muestran claramente que el plan original sigue en marcha, a pesar de todas las promesas hechas a los cubanos Marcel Felipe, Diego Súarez, Carlos Alberto Montaner y Sam Verdeja.

El conocido activista Frank Calzón les ha enviado una carta a los cubanos arriba mencionados, en los que les interpela y les muestra cómo la UM—a pesar de las promesas de su presidente a estos cubanos—sigue adelante en sus relaciones con las Universidades del régimen castrocomunista.

“Marcel (Felipe), Diego (Súarez), Carlos Alberto (Montaner), Sam (Verdeja)

Les estoy escribiendo porque hace dos meses Uds. Se reunieron con el Presidente de la UM, Frenk y los reportes de prensa indicaron que se les prometió que la Universidad se mantendría alejada del negocio de la propaganda pro castrista. Por favor, díganme que no tengo base para mi indignación.

Por favor, échenle un vistazo a esta publicación de la UM, que yo he recibido. Pretenden que sea una evaluación académica, pero no es más que una pieza de desinformación.

Por favor, díganme si yo he pasado desapercibida alguna referencia a la represión de los derechos humanos, golpeadura a los disidentes o a los prisioneros políticos. Por favor, díganme si he ignorado alguna referencia al barco espía soviético en La Habana o a los miles de militares cubanos en Venezuela para defender a Maduro y ayudar a la represión y el asesinato de venezolanos.

Si Uds. Ven alguna referencia a la falta de libertad académica en las Universidades cubanas, libros prohibidos, maestros y profesores expulsados por sus creencias políticas, por favor déjenme saber.

Imagínense cual sería la reacción de la comunidad académica si una publicación similar hubiera sido publicada por una universidad norteamericana enfocada en Chile durante la dictadura de Pinochet.

Por favor, lean las citas, ¿Es este un documento balanceado enfocando la realidad cubana? La referencia a otras islas caribeñas es un viejo ruco de desinformación destinado a confundir al lector. Esta publicación pretende lavarle la cara al régimen cubano. El pueblo cubano, sus miserias, el vaso de leche que Raúl Castro prometió a cada cubano cuando asumió la presidencia sigue siendo una promesa vacía.

¿No se le debe de advertir al lector que no hay sindicatos independientes en Cuba, ni derecho a huelga, ni contratos colectivos de trabajo, y que la élite del régimen es casi completamente blanca, mientras la mayoría de los cubanos no lo son, y que el salario average es de 24 dólares al mes?

Pero, yo no estoy sorprendido. Andy Gómez (foto de la izquierda) es citado varias veces. Este es el tipo de “lectura” que el director interino del Instituto de Estudios Cubano y Cubano Americano les ofrece a los turistas norteamericanos que viajan a la isla en lujosos cruceros.

¿Están congresistas y senadores conscientes de lo que está ocurriendo? ¿Los contribuyentes de USA le dan subsidios a la UM? ¿Quiénes en la UM son los responsables por esto? ¿No debían ellos estar abochornados por esto?

Fdo. Frank Calzón”

El lector que desee leer en inglés la publicación de la UM a que se refiere la carta de Frank Calzón, puede acceder al sitio pinchando el siguiente enlace:

http://cuba.miami.edu/