Los Amores del Comandante II Parte: Celia Sánchez Manduley. Refrescando la Historia

Ha sido probablemente la única persona en Cuba que discutió cara a cara las decisiones de Castro que creyó equivocadas.

th

 

Celia Sánchez Manduley junto a Raúl, Fidel y Vilma

Foto: moncadalectores.blogspot.com

elmundo.es

Angel Tomás González

29 de mayo, 2015

Celia Sánchez Manduley ha sido la persona más trascendente en la vida de FidelCastro. Nadie ha podido sustituirla en la confianza y en la dimensión del afecto que sentía por ella el dictador cubano.

Celia Sánchez murió de un cáncer pulmonar en el año 1979. Sólo después, en 1980, Castro legalizó su matrimonio de hecho con Dalia Soto del Valle. Celia, en el gobierno revolucionario, ocupó el cargo de secretaria ejecutiva del Consejo de Ministros y era miembro del Comité Central del PCC. Pero, además de esta responsabilidad formal, fue en realidad durante veintitrés años la amiga devota e incondicional, la ayudante, la consejera en la guerra y la paz, la conciencia y el alter ego de Fidel Castro. Cinco años mayor que el jefe guerrillero, nunca se casó.

Celia Sánchez Manduley y Vilma Espín. 

De cierto modo llegó a ser la «primera dama» de la revolución y era muy querida popularmente por ser accesible al pueblo y atender directamente los problemas sociales más graves. Ha sido probablemente la única persona en Cuba que discutió cara a cara las decisiones de Castro que creyó equivocadas.

Celia Sánchez Manduley era una de las cinco hijas del doctor Manuel Sánchez Silveira y vivía en los pueblos de Manzanillo y Pilón, al sudoeste de la actual provincia de Granma, en la zona oriental de la isla.

Por su conocimiento de la región y de la gente de las montañas de Sierra Maestra, fue una de las principales organizadoras de la red de campesinos que apoyó logísticamente a la guerrilla castrista, después del fracasado desembarco de diciembre de 1956. Castro la conoció a los tres meses de haberse establecido en la Sierra con su incipiente guerrilla.

Celia Sánchez Manduley en la Sierra Maestra 

Celia tenía 36 años. Era muy inteligente, extremadamente eficaz y, aunque sin un físico deslumbrante, una mujer muy atractiva.Se convirtió en la persona más importante en la vida de Castro.Durante los veintiséis meses de lucha guerrillera, Fidel y Celia fueron inseparables. Tras la muerte de la «primera obrera», ninguna mujer ha frecuentado las tribunas y actos políticos junto al Máximo Líder.

  1 comment for “Los Amores del Comandante II Parte: Celia Sánchez Manduley. Refrescando la Historia

  1. Jose Rivero Monteagudo
    May 29, 2015 at 11:44 am

    ….es posible que Celia, independientemente de que fuera comunista y que mantuviera una profunda y estrecha relacion con el dictador Fidel Castro, se aprecia o se corre la posivilidad de que Celia estuviera provista de ciertos sentimientos humanos hacia el ser humano.
    La muerte de Celia en este presizo momento, 1979, de forma indirecta, es posible que para este energumeno de Fidel castro y el descarado del hermano, es posible que halla caido de voca ya que Celia se veia como una posible o un posible obstaculo dado su manera de ser tan humana, si lo comparamos con estos dos traidores que solo en lo que pensaban era en matar, fusilar y quitar del medio a cuanta cosa apareciera por tal de implantar a ese diabolico sistema, que no es mas que, el maximo responsable de la destruccion de la humanidad.
    Perdonen si voy a decir una barbaridad pero, a Celia de una forma hu otra, la ivan a quitar del medio porque de una forma hu otra les iban a ser a estos descarados Castros, un obstaculo en sus planes.
    En lo personal, olvidandome de quien era, con quienes se relaciono y por lo que lucho y entrego su sana vida, a mi me caia muy bien.

Comments are closed.