Los piojos en Cuba constituyen una calamidad nacional

Es preocupante ver familias cubanas que vivan en esta situación y que el Gobierno y el Partido no tomen medidas para erradicar este mal.

ICLEP-PANORAMA PINAREÑO: A niña de 7 años le extraen gusanos de la cabeza

Gusanos en la cabeza de una niña

A niña de 7 años le extraen gusanos de la cabeza

Texto y foto: Arelis Rodríguez Silva
Periodista ciudadana
Pinar del Rio, 20 de junio, 2016. Yeney García Vidal, de 8 años de edad, fue víctima de picadura de piojos (pediculosis) en la cabeza. Su mamá Yeney Vidal Martínez, la condujo hasta la posta médica del poblado Las Ovas, luego fue remitida al Hospital Pediátrico Pepe Portilla donde se le aplicó una cirugía, para extraer los gusanos producidos por la infección.
Es una familia disfuncional, con grandes problemas económicos, compuesta por la madre de 30 años de edad, cinco hermanos menores y su papá, de oficio herrero, viven en precarias condiciones, casa de tabla de palma y piso de tierra, ubicada en el poblado Cuba Nueva, Las Ovas.
Según opiniónes de los galenos que atendieron el caso, consideran, “ el medio en que vive esta familia es propicio para que incidentes como este se repitan, carecen de las más elementales condiciones higiénicas sanitarias y su vivienda se encuentra en estado precario”, concluyen.
En visita efectuada al hospital Pediátrico Pepe Portilla donde se encontraba hospitalizada la menor, su mamá comentó, “he recibido las mejores atenciones en este Hospital, es una lástima no poder decir lo mismo de las personas encargadas de atender mi problema de la vivienda, vivimos de la pensión de mi esposo que es débil visual debido al trabajo que realiza como herrero y nues-tras condiciones de vida son críticas, tengo 5 niños menores y temo por la salud de ellos”, continua diciendo, “el Delegado de la zona, Ramón Delgado, conoce nuestra situación y me aseguró, “plantearé tu caso. Las instancias del Gobierno y el Partido la conocen , pero no me han prestado atención”.
Algunos vecinos del lugar expresaron al respecto, “es injusto e inhumano la necesidad en que viven estas persona, sin las más elementales condiciones y nadie las asiste, no es culpa de ellos su bajo nivel cultural, viven como pueden a merced de lo que Dios mande”.
Es preocupante ver familias cubanas que vivan en esta situación y que el Gobierno y el Partido no tomen medidas para erradicar este mal.