“No hay agua” es la queja más escuchada en todo Cuba

La calidad de los alimentos elaborados en la unidad, los cuales se ven comprometidos al no poder garantizar las normas de higiene que cada alimento posee.

ICLEP-AMANECER HABANERO: Una semana sin agua.

Por: Alejandro Hernández Cepero.  Periodista ciudadano

Habana Vieja, La Habana 18 de mayo, 2017

Permanece sin agua potable, durante más de una semana, la cafetería ubicada en “Emboque de Luz”, ofertando variados servicios gastronómicos. La situación, llegó al conocimiento del Presidente Provincial del gobierno de La Habana y aun sigue sin resolver.

El servicio gastronómico que oferta a pasajeros de las lanchas con destino Casa Blanca y Regla y al público en general el Emboque de Luz, desde hace más de una semana, se realiza sin que la unidad de comercio reciba agua potable. Sin precisar aún las causas del desabasto del líquido, la referida cafetería continúa ofreciendo sus servicios sin tener en cuenta el riesgo epidemiológico de propagar enfermedades, al no poder mantener la higiene vital de los insumos utilizados. Un aspecto a seguir de cerca, es la calidad de los alimentos elaborados en la unidad, los cuales se ven comprometidos al no poder garantizar las normas de higiene que cada alimento posee.

Otro de los graves problemas, es la imposibilidad de mantener la higiene de los baños ante la ausencia del agua, servicio este que por el propio objeto social de la entidad, es imposible dejar de brindar. El servicio de café en sus diferentes variedades se encuentra igualmente suspendido lo que genera un profundo malestar en una población ávida de un producto que en buen cubano está considerado como “el néctar negro de los dioses blancos”. “No podemos ofertar los refrescos fríos porque la máquina trabaja con agua para hacer el hielo, pero tenemos que trabajar, la empresa tiene que cumplir su plan” Comentó en condición de anonimato, un trabajador del centro “Ya ni café se puede tomar aquí, ni canela le echan al cappuccino, dice el dependiente, que no hay canela ni en los centros espirituales, mentiroso”. Aseguró Alberto Borroto vecino del lugar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *