Proponen tramitar visas a EEUU a través de la base naval de Guantánamo

 La FDCH exigió se devuelva el dinero de los trámites

Entrada a la Base Naval de Guantánamo (vetfriends.com)
Cubanet

10 de octubre, 2017
La Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FDHC) ha emitido una serie de recomendaciones ante la crisis diplomática entre La Habana y Washington a raíz de los misteriosos ataques que afectaron a 22 funcionarios estadounidenses en la isla caribeña.
Ante la retirada de personal consular de ambas sedes y la subsecuente crisis en la tramitación de documentos, incluyendo la suspensión por parte de EE.UU. de la emisión de visados, la FDHC propone que “entre otras, una alternativa que pudiera considerar EE.UU. sería la de hacer los arreglos pertinentes para ofrecer servicios consulares temporales en la Base Naval de Guantánamo. Estos servicios se ofrecerían —por tiempo limitado— exclusivamente para el grupo de personas que ya pagaron y tienen la entrevista pendiente”.
El gobierno estadounidense dio a conocer la pasada semana que, además de suspender por tiempo indefinido la emisión de visas, cancelaba las citas que ya estaban concertadas para ello y no devolvería el dinero a los cubanos que habían comenzado el proceso de aplicación.
“Puede que Estados Unidos no esté obligado legalmente a  devolver ese dinero, pero tratándose del país con más bajos ingresos del hemisferio y sometido a la dictadura más longeva de esta región, la respuesta ofrecida hasta ahora a los afectados ha sido inadecuada y por ello contraproducente”, sostuvo la FDHC en su comunicado.
La organización opina que el dinero “debe ser devuelto o se deben adoptar medidas alternativas realistas que viabilicen desde Cuba la continuación de los trámites a ese grupo limitado de personas”.
El proceso en la Base Naval de Guantánamo propuesto por la FDHC se podría realizar tramitando un número de entrevistas previamente citadas para una fecha determinada, tal y como se hacía en las oficinas consulares en La Habana.
“Esas personas podrían ser recogidas en un punto cercano, terrestre o marítimo, autorizado por el Gobierno cubano a ese fin, llevadas a la Base y luego retornadas a territorio cubano ese mismo día. Esos cubanos no podrían solicitar quedarse como refugiados en la Base ni tampoco continuar su camino hacia Estados Unidos sin obtener primero un visado porque ya no existe la ley de ‘pies secos, pies mojados’”, concluyó.
“La maquinaria castrista de desinformación y propaganda intenta vender la idea de que esta crisis ha sido creada artificialmente por la Administración Trump para perjudicar a los cubanos. No se debe facilitar que esa mentira se abra paso”, agregó el comunicado.