¡Qué rollo!: no hay papel sanitario!

El problema de suministro se ha agudizado al aumentar la demanda debido a la proliferación de las casas particulares que alquilan habitaciones a los turistas

El papel sanitario “se pierde”, reconoce medio oficialista. La prensa gubernamental ha abordado esa problemática

(Archivo)

Agencias, La Habana, 3 de dic, 2017

“Por estos días se ha suscitado preocupación por la desaparición del papel sanitario de las tiendas en La Habana”, señala un artículo publicado este viernes en el diario estatal Juventud Rebelde y titulado “El rollo de los rollos“.Para solucionar el problema, la firma Prosa inició en octubre una renovación tecnológica con asesoría de técnicos italianos con la que se espera poder responder a la demanda de papel sanitario en la capital cubana.

“Nunca asumimos toda la demanda porque las máquinas no daban para eso”, dijo al rotativo el director general de la empresa, Manolo González.

Dos nuevas máquinas han comenzado a producir el producto y las antiguas seguirán operativas hasta que lleguen “a su máxima capacidad”.

La nueva maquinaria está aún en fase de ajuste, pero cuando alcance su máxima capacidad y funcione las 24 horas producirá a diario ocho contenedores con 60 480 rollos de papel higiénico cada uno.

“Nunca asumimos toda la demanda porque las máquinas no daban para eso”, dijo al rotativo el director general de la empresa, Manolo González

Una vez incrementada la producción, se dio prioridad al suministro a La Habana para que las cadenas de comercios estatales distribuyan el artículo a sus establecimientos.

La demanda nacional que cubrirá la fábrica para el año que viene será de 96 millones de rollos de papel sanitario, de los que 73 millones serán enviados a las tiendas.

La falta de papel higiénico ha sido una constante en los hogares cubanos a partir de la crisis de los años 90 por lo que muchas familias utilizan como sucedáneo la edición impresa de los diarios oficiales. El pasado mes de febrero, la foto del artista Erick Coll, Valor de uso, que muestra a una mujer utilizando un ejemplar de Trabajadores como papel higiénico fue censurada de un concurso de arte en La Habana.

La falta de papel higiénico ha sido una constante en los hogares cubanos a partir de la crisis de los años 90 por lo que muchas familias utilizan como sucedáneo la edición impresa de los diarios oficiales

Cuba importa un alto porcentaje de los bienes de consumo que se comercializan en su red de mercado, lo que provoca que la disponibilidad de artículos de alta demanda sea inestable.

Además, la Isla tiene vetada la importación de productos de la mayoría de los sectores del vecino mercado estadounidense debido al embargo que ese país mantiene sobre Cuba.

Además del papel higiénico de producción local, en los últimos meses el que se ha comercializado en las tiendas de venta en divisas procedía fundamentalmente de Vietnam, según pudo comprobar Efe.

El problema de suministro se ha agudizado al aumentar la demanda debido a la proliferación de las casas particulares que alquilan habitaciones a los turistas, una de las categorías más populares del incipiente sector privado de Cuba.

(EFE)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *