Sonda termina su misión en Saturno

El "gran final" de Cassini llegará a mediados de septiembre, cuando el aparato se estrellará de forma controlada en el planeta y mandará datos a la Tierra hasta el último momento que le sea posible.

ICLEP:  La sonda que fue lanzada en 1997 ha logrado grandes descubrimiento en el planeta y terminará su misión el próximo mes cuando comience su último viaje en septiembre que finalizará con la nave estrellada en el gigante gaseoso.

Agencias, Washington, 12 de agosto, 2017
La noche de este domingo la sonda de la NASA que orbita Saturno, Cassini, comenzará sus últimas cinco zambullidas entre el planeta y sus anillos, antes de vivir su “gran final” y estrellarse de forma controlada en el planeta a mediados de septiembre.
En estas cinco maniobras Cassini se aproximará al gigante gaseoso, según informó el pasado miércoles la agencia espacial estadounidense. Para esto, la sonda volará a entre 1.630 y 1.710 kilómetros de distancia de la capa más superior de nubes del planeta. Los expertos han detallado que en esta zona, la atmósfera posiblemente será tan espesa que tendrán que encenderse los pequeños propulsores de la nave. Con sus instrumentos, Cassini recogerá datos sobre la composición de la atmósfera, la temperatura y los remolinos en los polos.
La misión de la NASA realizó en abril la primera de sus 22 zambullidas entre los anillos, con un vuelo a 3 mil kilómetros sobre la capa de nubes descubrió una zona nunca antes investigada. “Ninguna nave voló nunca por esa región única que osamos a cruzar 22 veces”, comentó en aquella oportunidad Thomas Zurbuchen, de la Directiva de Misiones Científicas de la NASA.
Durante la primera de esas maniobras, Cassini descubrió que el espacio que hay entre Saturno y los anillos parece estar “relativamente libre de polvo”. “La región [que hay] entre los anillos y Saturno es aparentemente un ‘gran vacío'”, afirmó en mayo el director del proyecto, Earl Maize. Durante las maniobras, Cassini está estudiando de cerca la estructura tanto del planeta como de los añillos y se espera que tome pruebas de la atmósfera y de partículas de esta particular característica del cuerpo celeste, además de fotografías únicas de la zona.
Esta nave fue lanzada en 1997 y ha orbitado alrededor de Saturno desde 2004. Allí estudió también en varios sobrevuelos a Encelado, una de las numerosas lunas de Saturno, y su capa de hielo. El “gran final” de Cassini llegará a mediados de septiembre, cuando el aparato se estrellará de forma controlada en el planeta y mandará datos a la Tierra hasta el último momento que le sea posible. Fuente: Emol.com