YouTube cierra el canal de Pánfilo por ‘incumplir los lineamientos’

Algunos vaticinan riesgo de desaparición del espacio televisivo.

El personaje de Pánfilo. (CENTROPROMOTORDELHUMOR.CU)
 La Habana | 18 de Noviembre de 2017

El popular comediante cubano Luis Silva (que interpreta el personaje de Pánfilo en la televisión) informó que la plataforma YouTube cerró su canal Pánfilo y más.
“Una trastada de YouTube. Anoche me mandó un mensaje anunciando que cerraba mi canal PanfiloYMas. Sin más ni más. Dice que incumplo no sé qué lineamientos“, escribió el humorista en su página de Facebook.
Con la alusión a los “lineamientos”, Silva hace un guiño a las medidas del mismo nombre tomadas por el Partido Comunista de Cuba que confirman la lenta y limitada naturaleza de las reformas tomadas por el general Raúl Castro ante la marcada crisis económica nacional.
Este martes Silva reiteraba ante las preguntas de varios de sus seguidores que no conseguían ver el programa Vivir del cuento del 13 de noviembre en YouTube que la plataforma “decidió cerrármelo (el canal) sin darme explicación. Por eso subí este último capítulo directamente a Facebook. Ya estoy abriendo un nuevo canal. Saludos”.
Al intentar acceder a Pánfilo y más, YouTube ofrece el mensaje de que la cuenta “se ha cancelado debido a infracciones graves o reiteradas de la política de YouTube relacionada con el spam, prácticas y contenido engañosos, o bien otras infracciones de las Condiciones de Servicio”.
Las peripecias del viejo Pánfilo (Luis Silva) y su peculiar vecindario son parte de la vida de casi todos los hogares cubanos en las noches de los lunes por la televisora oficial Cubavisión (8:30 pm).
Vivir del cuento también se consume fuera de la Isla, por los emigrados que lo ven en YouTube o Facebook.
Las quejas del viejo Pánfilo y las peripecias del cubano que apenas consigue sobrevivir al ajetreo cotidiano por obra y gracia de la libreta de racionamiento de alimentos y la crítica al contexto social cubano son algunas de las causas que han puesto al programa en el punto de mira y de que algunos vaticinen riesgo de desaparición del espacio televisivo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *