IMG-LOGO

La mirada de Maceo en otros ojos

Maikel Castillo

Apr 22, 2021 | 12:25 AM


Publicado originalmente en la edición 163 del medio de comunicación comunitario del ICLEP Amanecer Habanero.

La mirada de Maceo en otros ojos

Por el periodista ciudadano Luis Alberto Diéguez

Se nace Maykel Osobbo una vez. No hay otro. Tampoco hay miedo. No solo se necesita coraje, sino acopio de coraje para declaraciones públicas de la talla de este cubano; y se precisa de pantalones bien puestos para, desde la misma guarida del lobo, ser parte de Patria y Vida, canción que ha hecho temblar a la dictadura.

–¿Cómo tuviste conocimiento de la canción Patria y Vida?

–Nos conectamos personalmente Yotuel Romero y yo. Entonces, eh…, nada, Yotuel me llamó y me preguntó si quería participar en un tema. Le dije que sí, que estaba de acuerdo.

–Patria y Vida, qué significa para Maikel.

–Significa mucho, sabes. Significa para mí un himno que llegó en el momento preciso. Significa para mi…, significa todo. Significa más que eso…, más que una canción. Significa…, significa amor hermano. Imagina tú que…, imagínate tú que en la canción participaron seis personas. Seis personas todas magnificas y todas con un solo propósito, libertad del país brother. La libertad de… de Cuba. La libertad de Cuba sin más comunismo, con derecho a tener derecho y todas esas cosas que aquí no se ven.

–¿Qué repercusión ha traído para el pueblo cubano esta canción?

–Para comenzar, la canción ha asustado a la dictadura. Esa canción puso a la dictadura contra la pared. La dictadura no quiere que la gente oiga la canción en la calle. Esa canción ha hecho que el cubano despierte. Es como un himno. Le ha dado esperanza al cubano de todos los niveles. La oposición se ha sentido más segura, varios artistas de renombre se unieron para hacer la canción. Con esa canción se hizo saber a la oposición entera y a la disidencia que no están ni estamos solos brother.

–¿Cómo se identifica el pueblo contigo?

–Antes de la canción el pueblo se identificaba…, espectacularmente. Ahora, imagínate tú... Después de la canción cuando el pueblo me ve…, el pueblo cuando me ve se conecta de todas las maneras posibles. Hay veces me abruma tanta popularidad. Imagínate, uno tiene que atender a todo el mundo. Pero no se puede esperar otra cosa, es una canción en la que estuvieron varios artistas de fama, con mucha pegada internacionalmente. Ahora, que haya estado yo, yo y el Funnky, es algo grande para mí. Eso sí, si llegó a un lugar y la gente me descubre, nada más que me ven, brother, al momento, conectan conmigo; y eso no lo puede evitar la dictadura, aunque los llena de rabia. No es una bomba ni un cartel, es solo saludos. La dictadura no tiene como evitarlo.

Tú sabes lo que más impresiona, que la gente se preocupe por mí, por mí salud, como si cuidándome a mí cuidaran la canción, cuidaran la esperanza de ser libre, para que no se les vaya la libertad. Es la canción brother. Siempre me hacen la misma pregunta, ‘qué cómo me siento’; y yo soy un tipo super humilde y me conecto de la misma manera con ellos.

–¿Qué significa para ti el Movimiento San Isidro?

–Hermano, San isidro para mí es más que un movimiento. El movimiento es una familia, donde hay amigos que nos conectamos a un nivel impresionante. Es familia pura brother. Para mí el Movimiento San Isidro es el cubano que está regado por todo el mundo. Queremos lo mismo que quieren todos los cubanos que están ahora mismo exiliados, sabes … Lo único que en el Movimiento San Isidro funcionamos con transparencia. Y nos une, sobre todo, en que estamos de acuerdo en cada acción que tomamos o en cada propuesta que les hacemos para enfrentar al régimen. Eso es el movimiento, es ese amor que sienten los cubanos por regresar a su tierra.

–¿Cómo ves el futuro de Cuba?

–Lo veo cierto, sabes. Lo veo tan cierto como que está en nuestras manos, solo que el cubano tiene que despertarse. El que falta por despertarse todavía tiene que despertar. Tiene que poner la voz que brinda su cuerpo. Tiene que dejar el miedo a un lado. Estamos hablando de cosas supremas, la patria. Dejar ese miedo que se siente a que le hagan daño. No, no y no. No se trata de que te hagan daño, porque por temor a que nos hagan daño vamos a tener que soportar muchos años más de dictadura. Que pase lo que tenga que pasar y se acabó.

Yo pienso que somos bastante, pero no los necesarios. Cuando seamos los necesarios yo te juro a ti que el futuro de Cuba va a tener mejor suerte. Te lo aseguro de verdad. Para eso estamos trabajando, para los que hacemos arte podamos cambiar todo esto. A eso nos dedicamos, al cambio. Nos entregamos como movimiento y como personas, cueste lo que cueste, sin medir precio a pagar. La patria es entrega.

¿Qué impresiona de este cubano? Dos cosas. La primera, su amor a la patria, al punto del sacrificio total: la vida por la libertad de Cuba; lo otro, la bravura de los destellos en la mirada. Su firmeza de que es así, de caminar los campos. Y, de andar Cuba y todos sus tiempos he visto esa mirada en otro lugar. Es la mirada de Maceo en otra persona. En otro tiempo. Maykel Castillo Osobbo, es el ahora o nunca cubano.

0 Comentarios

Añadir comentario