IMG-LOGO

La esperanza fue lo primero que nos arrebataron

Lourdes Recio,periodista ciudadana del medio de comunicación comunitario del ICLEP Cimarrón de Mayabeque

Jan 17, 2021 | 11:01 AM


Por Lourde Recio

¿Qué es la vida sin una esperanza?, esa pregunta me la he hecho miles de veces desde que comenzó este año, me he dedicado a conversar con las personas de Güines y a escuchar sus criterios, tanto negativos como positivos respecto a los cambios que nos tocaron la puerta este mismo año.

Algunos consideran que es para bien, que son los menos, por cierto, pero la inmensa mayoría de las personas con las que he hablado asumen que ya no hay esperanza para el cubano. No hay esperanza de mejorar la economía personal y familiar, no hay esperanza de lograr tener una casa digna, unas vacaciones en un lugar de ocio y recreación, de poder salir un día del país y conocer el mundo tal como es y no como nos lo describen en la televisión.

“Nos arrebataron la esperanza”, es la frase que muchos han dicho de boca propia, las personas menos entendidas pensaron en su momento que el cambio de moneda y la subida de salarios iban a ser un veneficio para todos, pero la realidad golpeó la puerta de cada hogar cubano el día uno de enero como una pesadilla que comenzaba y de la cual no nos dejan despertar.

Las comparativas surgen en cada esquina y sobre todo de las personas nacidas antes del 1991 cuando comenzó el mal llamado “periodo especial” en Cuba que sumió al país en una miseria absoluta.

Muchos coinciden en las tertulias matutinas de las paradas de ómnibus, en las colas, en los mercados, en toda la ciudad que este tiempo presente es y será cada día peor que la época de los 90 donde no había nada en las tiendas, ni en ningún establecimiento del estado y los particulares que tenían productos los vendían a precios elevadísimos.

En este periodo que enfrentamos que ni es especial, ni regular sino BIEN MALO, con letras mayúsculas, ha venido acompañado del COVID-19, precios elevados y encarecimiento del nivel de vida del cubano. En este momento en Cuba los precios de los pocos productos que hay exceden los estándares internacionales del mundo entero.

 Cuba se ha convertido en el país en que tener dinero no es importante sino tener amistades en los lugares es lo que vale para poder resolver las cosas básicas, para llevar una vida de pobreza creada por el propio régimen que impera en la isla desde 1959.

La famosa frase “hay que crear riqueza para repartir riqueza” que han dicho los dictadores una y otra vez por la televisión como la mentira que se repite una y otra vez para hacer que los demás la crean no ha sido especificada, ¿a quién le van a repartir las riquezas?, seguro debe seguir siendo entre ellos porque si hasta ahora ha sido así dudo mucho que eso vaya a cambiar.

Lo único que se ha logrado con la “tarea ordenamiento” implementada por el dictador Miguel Díaz-Canel y apoyada por Raúl Castro es que el pueblo pierda toda esperanza de ver prosperar a Cuba como nación. Nos arrebataron la esperanza y la fe de un mejor porvenir.

Publicado originalmente en la edición 90 de Cimarrón de Mayabeque 

1 Comentario

Añadir comentario

Hector Miguel Sierra Jan 18, 2021. 2:24 PM

En efecto, los cubanos se sienten sin esperanzas de mejorar su nivel de vida, de obtener lo que merecen por el trabajo que realizan.