logotipo ICLEP
Opinión
IMG
Socialismo: el cáncer de un país en decadencia
Feb 22, 2024

Desde tiempos del comunismo ruso el sistema socialista ha sido una de las corrientes políticas más destructivas, ambiciosas y represivas que han enfrentado las sociedades. Cuba no ha sido la excepción a la regla, puesto que el comunismo socialista que rige en la isla ha sido herencia de esa corriente política devenida de los propios rusos, la cual ha sido además impuesta al pueblo durante más de 65 años por la cúpula castrista, desde que estos llegaron al poder en el año 1959.

Este sistema adaptado a la actualidad cubana nos ha hecho pensar siempre influenciados por la oratoria de los dictadores que el capitalismo es malo y que el comunismo es bueno, porque el capitalismo genera sociedades de consumo y divisiones de clases mientras que el comunismo reparte la riqueza e iguala las clases; pero esto no es así, realmente la prosperidad generada por el sistema capital siempre ha sido superior a la funcionalidad del comunismo que en ninguno de los países y sus distintas sociedades ha sido fructífero.

El ejemplo más claro que existe de esto es nuestro propio país, pues actualmente pese a estar regido por el sistema social comunista las divisiones de clases son más evidentes que en el capitalismo.

La realidad de este sistema es que en el fondo no es más que un capitalismo disfrazado. Mientras el pueblo vive en las más abusivas carencias y privaciones, los comunistas arraigados en el poder continúan robando a la nación para vivir en sus lujosas mansiones y con todos los recursos que ofrece el capitalismo, por supuesto, siempre con el discurso de que hay que “seguir resistiendo” y sacrificándose para un día ver los resultados, mientras ellos continúan enriqueciéndose a costilla de estos sacrificios y resistencia.

Este decadente sistema político no ha sido más que un cáncer que poco a poco ha consumido todas las sociedades donde ha sido impuesto, ya sea el comunismo antiguo de la URSS o el moderno que hoy existe en países como Cuba, Venezuela y Nicaragua.

 

Publicado originalmente en la edición 163 del medio de comunicación comunitario del ICLEP, Cimarrón de Mayabeque

 

IMG
El nuevo año 2024, será el año del pulpo en Cuba
Feb 15, 2024

El 8 de enero circulaba en medios de prensa y redes sociales la nota que apuntaba sobre el proceso judicial debido al robo millonario de semillas de cebolla, además de otras cantidades de simientes de col-repollo, en un frigorífico estatal de Sancti Spíritus; lo cual redundará en menos cebollas para plantar este año.

De esta publicación, que pudiera considerarse alarmante para aquellos ajenos a la realidad nacional, destacan dos elementos, donde lo esencial no es el robo en sí, sino la interpretación del hecho en un contexto que supone nuevas penurias para los residentes en la Isla.

Primero, el robo de bienes estatales en predios del régimen con participación de los trabajadores de las propias entidades –en el caso en cuestión hay involucrados dos guardias de seguridad del frigorífico– no es noticia en Cuba, sencillamente, es más de los mismo.

Segundo, ¿cómo se comportará este fenómeno de defalco en los centros de trabajo a raíz del paquetazo? La respuesta todos la sabemos: a más miseria más latrocinio. Hay quienes piensan que hasta las paredes de las empresas “del pueblo” tendrán que ser aseguradas para que el propio pueblo trabajador no cargue con ellas.

Está claro que uno de los efectos colaterales de las nuevas medidas será el recrudecimiento del robo en las entidades estatales; aunque no repercute igual robarse un bombillo, un interruptor eléctrico o un paquete de hojas que quintales de simientes.

Habrá menos alimentos en Cuba. Al parecer, el régimen enfrentará un problema adicional a raíz de estas medidas, un problema de profundización de descomposición de las nuevas generaciones: el incremento compulsivo del hombre nuevo por tomar lo ajeno, de robar todo aquello que pueda ser robado.

Ya esta tendencia, cargar con lo ajeno, en todo el país era alarmante. Se sabe de industrias azucareras en varias provincias, donde las autoridades se han visto en la necesidad de llenar los interiores de los locales del proceso fabril de cámaras de vigilancia.

Cubanos de los últimos tiempos, quién no sabe en este país que la inmensa mayoría de los obreros desde que se paran en la puerta de la entidad parecen ventiladores; girando la cabeza a ambos lados en busca de localizar el objeto a ser trasladado de lugar.

No obstante, amén del desfalco en el frigorífico y del esperado incremento del robo en sitios estatales a la sazón del incremento de la miseria, existe una gran enseñanza en todo esto: la gente se ha perdido en Cuba.

Robar no es un antivalor, es luchar y cuenta con el visto bueno de la familia. ¡¿Qué será de los niños que conviven con esto?! Para concluir, el hombre nuevo, dechado de virtudes, fue concebido por los ideólogos comunista para tener sólo dos manos, con eso bastaba para edificar la nueva era, pero hoy tiene ocho y es posible que mañana tenga diez.

No queda de otra, para donde apuntan las señales en la Isla después de las nuevas medidas anunciadas por el régimen, este 2024 pudiera ser nombrado como el año del pulpo en Cuba. Esto es lo que sucederá, con más brazos más se roba.

Publicado originalmente en la edición 230 del medio de comunicación comunitario del ICLEP, Amanecer Habanero.

 

IMG
Reacción en cadena del paquetazo neoliberal comunista, más miseria en Cuba
Feb 12, 2024

Hoy no hay espacio para las dudas en la Isla, las medidas anunciadas por el régimen en la recién concluida Asamblea Nacional del Poder Popular han dispuesto un manto de desesperanza a lo largo y ancho del territorio nacional. Es una sensación de alas caídas. La gente se siente sola y desprotegida.

Este estirón del final del túnel tiene una gran lectura: mientras exista dictadura en Cuba no hay esperanzas de mejoría para la tierra que nos vio nacer. Se continuará eternamente con el pan de la bodega un día sí y dos no, amén de otras carencias agobiantes. El modus operandi del régimen quedó expuesto una vez más: cualquier mejora en el país pasa por machacar aún más al pueblo, no por la generación de recursos provenientes del incremento de la productividad; o de iniciativas que liberen las ataduras de la economía.

Apenas unos días del anuncio del paquetazo y la inflación en todos los aspectos cotidianos de la vida nacional ha ido a por más, como acuña el slogan comunista, sólo que en Cuba se ha ido a por más miseria. El desorden es total, galopante. En cuestión de horas, luego del disparatado anuncio gubernamental, todo comenzó a subir de precios, hasta las miradas de los vendedores. En estos momentos el mercado negro se encuentra siendo presa de un nerviosismo esquizofrénico.

Quien de vez en cuando podía llevar dos panes a casa ahora no tendrá recursos para comprar uno. ¿Quiénes son los que más sufren los desmanes del eufemismo ‘corregir distorsiones’? Los niños cubanos, que ahora tendrán menos de todo y muchos de ellos serán víctimas del creciente bullying (acoso escolar) a causa de las progresivas diferencias sociales en las escuelas.

Ya lo estamos viendo, unos con zapatos de marca y meriendas poderosas; otros, con el calzado agujereado y sin nada que llevarse a la boca en horario de receso escolar. Esto se lo debemos los cubanos a las grandes ideas de los decisores de la junta militar que rige a la Isla.

¿Bajo tal inestabilidad emocional que amor por su escuela, por su país, puede sentir uno de estos niños? Las nuevas medidas sólo fomentarán el individualismo, el sentimiento marginal y generaciones de apátridas, convencidos de la necesidad de escapar de una tierra maldita por el sistema político imperante.

No hay un aspecto de la vida del cubano de a pie que ya no esté siendo afectado por la iniciativa que busca ‘salir del pozo’, como aseguran los clásicos ‘comecandelas’. Nada escapa al incremento descontrolado de los precios, ni los caballos.

El precio de la transportación urbana en coches tirados por caballos, prácticamente el único medio de traslado que mantiene movible a la ciudad, se incrementó apenas concluyó su arenga Manuel Marrero Cruz en el Parlamento cubano. Y aunque los caballos no se alimentan con petróleo o gasolina, de la fiebre de subir precios no escapa nada ni nadie. De esto se trata la reacción en cadena del paquetazo neoliberal comunista, de más miseria en Cuba.

Publicado originalmente en la edición 209 del medio de comunicación comunitario del ICLEP, El Majadero de Artemisa

 

IMG
De Médico de familia a vendedora de ropa reciclada
Feb 9, 2024

Inés Martínez Suarez, una especialista en Medicina General Integral que prefirió dejar su profesión de médico para dedicarse al comercio de ropa reciclada, le contó a nuestro medio comunitario los motivos que la llevaron a tomar tan importante decisión.

¿Cuáles fueron los motivos que la indujeron a cambiar una profesión tan importante y prestigiosa por el de vendedora de ropa en una pequeña tienda privada?

Creo que ninguna profesión es menos importante que las otras si esta garantiza el bienestar que uno busca en la vida. Trabajé como médico en un consultorio de la familia por más de 15 años y nunca me sentí bien, no solo desde el punto de vista económico, también como profesional. Por eso decidí comenzar a vender ropa.

¿Puede explicar que le faltó a usted para sentirse realizada en su trabajo como médico?

Muchas cosas, lo primero fue que sólo me pagaban 5000 pesos cubanos y eso no me alcanzaba ni para comprarle dulces a mis dos hijos. También la escasez de recursos para garantizar la salud de los pacientes y la falta de apoyo de los dirigentes, eso hacía que uno se desmotivara. Es muy duro ver morir a las personas por eso, lo que sucedió durante la pandemia de Covid 19, fue la gota que colmó la copa y demostró el verdadero rostro de la salud pública cubana.

¿Se siente feliz y realizada en su actual trabajo?

Es muy difícil ser feliz y sentirse completamente realizado en este país, la crisis tan extrema que estamos viviendo y la incapacidad del Estado para encausar la economía nacional, impiden eso. Creo que ahora estoy mucho mejor que antes, porque soy la dueña de mi negocio y puedo garantizar una vida mejor para mi familia.

¿Qué opina del éxodo de los profesionales de la Salud hacia otros trabajos?

Creo que va a continuar hasta que no se garanticen mejores condiciones en los hospitales y demás centros de salud, lamentablemente el gobierno invierte en hoteles para el turismo internacional y no en la salud pública, eso le está pasando factura con el personal de ese organismo.

¿Piensa que en algún momento pueda retomar su profesión y volverse a poner una bata blanca?

No pierdo las esperanzas aunque tampoco me quita el sueño. Lo que sí puedo asegurar es que hasta que los médicos que trabajan en Cuba no puedan vivir dignamente de su trabajo, no pienso hacerlo.

 

Publicado originalmente en la edición 111  del medio de comunicación comunitario del ICLEP,  Páginas Villareñas.

 

IMG
El fracaso de la llamada democracia representativa en Cuba
Feb 6, 2024

Uno de los conceptos políticos más manipulados en Cuba, es el de la llamada democracia representativa, utilizado por el régimen cubano para mostrar la mal llamada y exclusivista democracia socialista. La democracia representativa, como modelo de democracia, es el modo de elaborar y tomar decisiones políticas a través de la elección de representantes de la ciudadanía que son los responsables directos de las decisiones políticas.

Esta forma del ejercicio de la democracia, excluye la pluralidad y al final mutila el ejercicio libre y la individualidad del ciudadano como actor político y agente de cambio. No por gusto el régimen cubano la implementó desde su llegada al poder.

Con el supuesto político, de que el pueblo elige democráticamente a sus representantes y estos expresan y defienden sus intereses en las altas esferas del poder político, el régimen comunista manipula la voluntad popular e impone su política elitista, que al política elitista, que al final parece emanar de la voluntad popular.

El reciente paquete de medidas aprobadas en el Parlamento Cubano, por los diputados "representantes del pueblo", es una muestra evidente de como el sistema político cubano hace ver al pueblo como el responsable directo de lo que la elite gobernante quiere establecer.

No obstante a las manipulaciones la realidad es hoy bien diferente. Los papagayos del régimen no cuentan ya con apoyo del pueblo , que ya no confía en la buena voluntad de aquellos que dicen ser sus representantes, pero que se alían al discurso oficial.

La Asamblea Nacional del Poder Popular, que obra y habla en nombre de un pueblo al cual realmente no representa, ha mostrado su fracaso como institución política y es cuestionada por millones de cubanos, quienes hoy critican abiertamente sus fracasos y engaños. La democracia representativa en Cuba ha colapsado por el sencillo hecho de que ha perdido su apoyo popular y ha mostrado su servilismo político.

Publicado originalmente en la edición 173 del medio de comunicación comunitario del ICLEP, El Espirituano

 

IMG
Cuba 2023: Persistencia de la represión estatal contra la libertad de expresión y prensa
Feb 5, 2024

Cuba, año tras año, continúa siendo un sombrío ejemplo de la represión estatal contra la libertad de expresión y prensa. En 2023, el Estado, como siempre, se destacó como el principal perpetrador de violaciones a estos derechos fundamentales, siendo responsable del 97.8%, según el informe anual del Instituto Cubano por la Libertad de Expresión y Prensa (ICLEP).

"Las tácticas represivas continuaron, pero en 2023 adquirieron una variante significativa: el uso sistemático de cortes de líneas telefónicas e internet como método predilecto para silenciar a los comunicadores", destaca el informe  Balance Parcial 2023: Hechos violatorios a la libertad de expresión y prensa en Cuba, revelando que el 42.5% de los 494 hechos represivos documentados fueron cortes selectivos de telefonía e internet, evidenciando una adaptación estratégica del régimen para mantener su control sobre la narrativa pública.

La dictadura socialista continuó utilizando a la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A. (ETECSA) como brazo ejecutor, realizando cortes de internet selectivos amparados en el Decreto-Ley 35/2021. Esto dejó incomunicados a periodistas, activistas y opositores pacíficos, mientras se detectaba un aumento en la persecución a través de redes sociales, con "ciberclarias" estatales monitoreando y manipulando las conversaciones en línea.

El informe resalta que las detenciones arbitrarias, representando el 34.2% de las violaciones registradas por ICLEP, continuaron siendo una herramienta prevalente. Estas se intensificaron en momentos clave para impedir la cobertura periodística de eventos de interés público.

"Los ataques, amenazas y agresiones psicológicas representaron el 12.5% de las violaciones registradas", señala el informe, indicando que, en contraste con años anteriores, estos se dirigieron no solo a opositores pacíficos, defensores de derechos humanos y periodistas independientes, sino también a personas comunes que criticaron la gestión gubernamental en redes sociales.

El sistema totalitario cubano consolidó la represión legalmente con la aprobación de la nueva Ley de Comunicación Social en mayo de 2023, prohibiendo absolutamente los medios independientes y confirmando la política estatal de persecución y criminalización.

El informe destaca casos específicos, como la liberación del influencer Yoandi Montiel (El Gato de Cuba) en abril de 2023, por cumplimiento de su condena, en contraste con “la prisión continua del periodista Lázaro Yuri Valle Roca y las medidas cautelares impuestas, arbitrariamente, a los periodistas independientes José Antonio López Piña y Jorge Fernández Era, además de la condena de un año y seis meses de privación de libertad, en noviembre de 2023, contra el freelance Luis Ángel Cusa Alfonso”.

En un episodio más de la continua represión en Cuba, nueve ciudadanos de Güines fueron condenados el 3 de noviembre de 2023 por participar en una manifestación pacífica el 10 de octubre de 2022, parte de más de un centenar de manifestaciones espontáneas ocurridas en todo el país entre finales de septiembre y mediados de octubre de ese año.

Las condenas oscilaron entre cuatro y siete años de privación de libertad, siendo notorio que las más severas recayeron principalmente en mujeres. Además, el informe resalta la estrategia del régimen de utilizar el delito de desacato para silenciar la expresión ciudadana.

Vale destacar que el delito de desacato atenta directamente contra el derecho a la libertad de expresión, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que ha instado a su "inmediata derogación".

El informe también menciona el aumento del 700% en el monitoreo de personas recluidas por ejercer su derecho a la libertad de expresión, pero aclara que este aumento se debe “a que el ICLEP comenzó este año a monitorear la libertad de expresión de todos los cubanos y no solo la de los periodistas”.

"Aunque las agresiones registradas por ICLEP disminuyeron 2.7% respecto al año anterior, esto no refleja mejoras reales", indica el informe, atribuyendo la disminución al exilio de comunicadores y la autocensura, donde muchos evitan la criminalización al callar sus voces.

Desde ICLEP, se insta a analizar las restricciones a la libertad de expresión y prensa como parte del engranaje represivo del totalitarismo cubano. Además, se enfatiza la necesidad de una mayor fiscalización de los recursos internacionales que recibe Cuba, alertando sobre la distorsión de la realidad del periodismo cubano desde el extranjero.

Lamentablemente, Cuba sigue siendo un triste referente de represión estatal a la libertad de expresión y prensa. El informe de ICLEP revela la persistencia de tácticas represivas, la consolidación de legislaciones draconianas y un complejo entramado de censura e intimidación.

“La comunidad internacional debe tomar medidas urgentes para defender los principios democráticos y los derechos humanos en Cuba, exigiendo un cambio radical en las políticas represivas del Estado cubano”, concluye el informe del ICLEP.

Puede acceder al Balance Parcial 2023 haciendo clic en ESTE ENLACE

 

 

IMG
Corrupción, un problema que crece en Cuba
Jan 30, 2024

Cuando escuchamos hablar de algún acto de corrupción enseguida pensamos en que los responsables son los dirigentes y funcionarios del Estado, porque son los que manejan los recursos y tienen la capacidad de utilizarlos para su beneficio personal dada la confianza depositada en ellos. Lamentablemente casi nunca son procesados legalmente y solo son trasladados a otras entidades donde continúan en sus actividades ilegales.

Para nadie es un secreto que cada día aumenta la malversación y el desvío de los recursos que supuestamente son de propiedad social, a pesar de ello el Gobierno Provincial no informa a la población sobre la investigación o los procesos legales contra los responsables de estos delitos. Son los trabajadores comunes que sirven de peones a los dirigentes, los que cargan con la culpa y debido a su posición inferior no pueden evitar que el peso de la ley caiga sobre ellos.

Los medios oficiales de información nacional en muchas ocasiones critican la vida de los funcionarios públicos y la de los presidentes de los gobiernos anteriores a 1959, sin embargo son muy pocos los casos en que han denunciado a los cuadros del Partido Comunista y dirigentes del actual gobierno, que se sabe que son corruptos y viven muy por encima de sus posibilidades. La población de nuestra ciudad observa con tristeza las mansiones de los dirigentes provinciales y de sus familiares más allegados.

Las denuncias que sobre esto se realizan en los medios independientes y en las redes sociales, no son tenidas en cuenta y el problema lejos de disminuir crece ante la vista de todos. Millones de pesos y dólares son utilizados para sufragar los lujosos viajes que realizan los hijos y parientes de los principales dirigentes del régimen cubano dentro y fuera del país, decenas de fotos y videos son expuestos en las redes y nada se dice oficialmente.

No es correcto que en un momento muy difícil, en que la población sufre tantas limitaciones, los dirigentes y sus familias utilicen los recursos del país para su beneficio personal. No hay razón para que el pueblo permita que estos funcionarios corruptos vivan como millonarios, mientras la gran mayoría del pueblo no tiene que comer. No se puede permitir que una minoría que predica la austeridad y el ahorro, se den lujos con los recursos que el pueblo debe disfrutar. En nuestras manos está la solución al problema.

Publicado originalmente en la edición 111  del medio de comunicación comunitario del ICLEP,  Páginas Villareñas.

IMG
Cuba, más de 60 años estancados en el tiempo
Jan 27, 2024

Ya estamos en el 2024 y Cuba lleva 65 años de atraso, marcha atrás y decadencia social, cultural y económica. ¿Quién les preguntó a los cubanos si querían comunismo? Es triste vivir en un país donde las oportunidades se reducen casi a cero, donde el sistema de vida realmente no es vida, es más bien en su esencia más natural un sobrevivir constante.

No es este país el paraíso que durante años pintaron los dictadores y vendieron como imagen al resto de las naciones: Cuba es una cárcel, una donde los sueños se rompen y la realidad abruma el pensamiento, los deseos de ser libres, de vivir y prosperar personal y socialmente hablando.

Ejemplo claro de esto ha sido la oleada masiva de migrantes cubanos que han hecho la famosa “travesía de los volcanes” para llegar cruzando cuatro países hasta tierra estadounidense, donde pueden realmente ser libres, donde se puede uno quitar de encima esa oscuridad que sembró durante tantos años el socialismo cubano en nuestras almas.

En reiteradas ocasiones solemos comparar al país con el cangrejo que supuestamente camina para atrás, pero seamos realistas, el cangrejo realmente camina hacia el lado, así que nada que ver con ese pobre animal.

Cada año que pasa, cada día, cada hora, minuto y segundo, esto va a peor, nunca hay una luz, una esperanza, un aliento para el pobre cubano asfixiado por un sistema que realmente no pidió, que le fue impuesto, el que le tocó porque nació en el país equivocado.

Necesitamos más ‘11 de julio’ (11J), necesitamos más empoderamiento de la sociedad civil, necesitamos por sobre todas las cosas darnos cuenta de que el pueblo es una masa enorme y los dictadores sólo una minoría; el poder de nuestro futuro, el poder de cambiar nuestras vidas y la de nuestro hijos está en nuestras propias manos y ya es hora de utilizarlo, basta ya de esos más de 60 años estancados en el tiempo.

Publicado originalmente en la edición 162 del medio de comunicación comunitario del ICLEP, Cimarrón de Mayabeque