IMG-LOGO

Censura y arrestos arbitrarios contra periodistas durante el Congreso del Partido Comunista de Cuba

Fotomontaje ICLEP. (Redes sociales)

Apr 20, 2021 | 1:21 PM


La Habana, 20 de abril de 2021, (ICLEP) – Arrestos arbitrarios sin orden judicial y censura a través del corte de las comunicaciones fueron los dos métodos represivos utilizados por el régimen de la isla para impedir a la prensa independiente reportara la realidad cubana mientras se celebró el VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba entre el 16 y el 19 del mes en curso.

Imágenes mostrando policías uniformados, autos policiales aparcados frente a las viviendas de los periodistas agentes de la Policía Política vestidos de civil y denuncias de los comunicadores por la vigilancia de que eran víctimas inundaron las redes sociales el día previo y durante la celebración del congreso de los comunistas cubanos.

“No puedes salir de la casa hasta que no termine el Congreso”, decían de forma amenazante los agentes de la Policía Política a los periodistas.

“Desde tempranas horas de la mañana del pasado jueves amanecí con un cerco policial con carros patrulleros, dos oficiales de la policía uniformada y una moto con un oficial vestido de civil de la Seguridad del Estado, que me informa que no podía salir hasta que no se terminara el congreso del partido comunista”, confirmó al ICLEP el periodista independiente Héctor Luis Valdés Cocho, quien colabora con el medio digital ADN Cuba.

Según el comunicador fueron 24 horas de vigilancia que le impidieron salir a reportar “todas las arbitrariedades” que el régimen cometió durante los días en que celebró el congreso, como, por ejemplo, “el allanamiento a la sede del Movimiento San Isidro, el robo de las obras de Luis Manuel y las detenciones arbitrarias que han estado ocurriendo”.

“Evitar la labor informativa, ante todo, es lo que ellos han estado haciendo con este cerco”, denunció Valdés Cocho.

La reportera de Cibercuba, Iliana Hernández, fue otra comunicadora que le impidieron salir de su hogar y a la que le cortaron las comunicaciones telefónicas y el acceso a internet.

“La semana completa me estuvieron quitando los datos móviles a partir de las tres y media de la tarde hasta las ocho, pero ya el viernes amanecí sin internet todo el día. Llevo hoy ya diez días con vigilancia, pero desde el viernes la vigilancia es 24 horas y todavía me están vigilando hoy”, aseguró Iliana al instituto.

La periodista de Cubanet Camila Acosta, también, estuvo detenida de forma arbitraria dentro de su hogar.

“Había una patrulla, había al menos dos oficiales de la Seguridad del Estado vestidos de civil, la patrulla por supuesto con los dos policías... No es la primera vez que me ponen vigilancia. Yo sé que es para eso, para impedirme salir de la casa”, dijo Acosta al ICLEP, asegurando que fueron cinco días de vigilancia y prisión domiciliaría arbitraria.

“Hoy me tocó la patrulla 519. Ahí están en la esquina de mi casa para arrestarme y llevarme unas cuantas horas detenida por si acaso salgo y violo el cerco que me tiene la Seguridad del Estado en los bajos de mi edificio”, denunciaba el domingo 18 en Facebook la reportera del diario 14ymedio Luzbely (Luz) Escobar a quien también, ese mismo día, le cortaron el servicio de llamadas y navegación web en su móvil.

También el colaborador de ADN Cuba Esteban Rodríguez denunció en Facebook que a pesar de haber terminado “la farsa del congreso continúa la vigilancia por parte de la seguridad y la Policía. Más de 72 horas de hostigamiento”, señaló.

Jorge Enrique Rodríguez y Waldo Fernández Cuenca, ambos reporteros de Diario de Cuba, les fueron cortados sus servicios telefónicos desde el 16 hasta el 18.

Por otro lado, el director del medio de comunicación comunitario del ICLEP Amanecer Habanero, Juan Manuel Morenos, también estuvo sitiado durante la celebración del congreso de los comunistas y en el día de hoy cuando intentó salir tampoco se lo permitieron.

"Entra para tu casa y guarda ese teléfono, o te lo quito y te llevo preso", fueron las amenazas que recibió el director de Amanecer Habanero por parte del mayor de la Policía Política que se hace llamar Jorge.

Informó Moreno al instituto que junto a él se encuentra sitiado el periodista Frank Abel García quien lo visitó en la mañana y ahora no le dejan salir.

El Congreso del Partido Comunista de Cuba no solo estuvo marcado por la censura contra la prensa independiente, sino que también desenas de activistas de derechos humanos y opositores pacíficos estuvieron sitiados en sus viviendas, sin acceso a la telefonía móvil y a la internet mientras que otros sufrieron arrestos y sus viviendas fueron allanadas.

0 Comentarios

Añadir comentario