IMG-LOGO

Gobierno de La Sierpe abandona a una madre y sus hijos

Liana Pérez Arias y sus tres hijos / Foto El Espirituano ICLEP

Feb 18, 2021 | 11:09 AM


Publicado originalmente en la edición 102 de medio de comunicación comunitario El Espirituano

Gobierno de La Sierpe abandona a una madre y sus hijos

Por periodista ciudadana Lidice Peralta

Autoridades gubernamentales de La Sierpe mantienen engañada y abandonada a su suerte a Liana Pérez Suárez, madre soltera, con tres niños, en momentos donde el discurso del régimen dice que nadie quedará desamparado.

Liana, de 34 años, quien reside en el poblado rural de San Carlos, municipio espirituano de La Sierpe, vive en condiciones de peligro total como resultado de las malas condiciones constructivas e higiénicas que presenta la vivienda de su mamá, lugar donde vive con sus tres hijos, dos jimaguas de 7 años y uno de dos y su anciana madre, pese a las constantes reclamaciones de ayuda que ha hecho al gobierno local.

Las reclamaciones realizadas por esta madre espirituana a las autoridades locales han estado encaminadas a que le ayuden a reparar la vivienda donde vive, local que presenta una ruptura del techo que amenaza con desplomarse en cualquier momento y una fosa drenando que vierte desechos dentro de la vivienda.

“Yo vivo con mi mamá, pues no tengo casa, pero las condiciones de esta vivienda son malas, la bóveda del techo se está abriendo y en cualquier momento se nos cae encima y temo, ni duermo tengo tres niños que viven asustados”, confesó Liana.

“La situación de Liana es preocupante, el techo está todo agrietado”, aseguró Josefa Díaz, vecina.

“He llevado al gobierno videos de la fosa vertiendo heces fecales por debajo de la cuna y del techo cayéndose y lo dejaron guardados en la computadora del gobierno, me dijeron que me iban a ayudar, y de eso hace un año y nadie ha venido”, expresó la afectada.

1 Comentario

Añadir comentario

Hector Miguel Sierra Feb 22, 2021. 9:08 PM

Nunca al gobierno le ha interesado ayudar a los casos sociales, prefieren seguirse haciendo los tontos.