logotipo ICLEP

La periodista Camila Acosta otra vez en la calle por presiones de la Policía Política

Camila Acosta / fotomontaje Voces del Sur

Jul 22, 2020 | 3:10 AM


La Habana, 22 de julio de 2020 (ICLEP) – La Policía Política cubana, cumple su promesa y se convierte en “la peor pesadilla” de la periodista del portal digital Cubanet, Camila Acosta, que en menos de un mes ha sido obligada en dos ocasiones a abandonar la vivienda que habitaba.

“Una vez más la policía política me ha dejado en la calle”, denunció en una directa a través de su muro de Facebook, la reportera asegurando que la Seguridad del Estado “ha vuelto a amenazar a los propietarios de la vivienda en la que estaba viviendo y bueno me han vuelto a desalojar”.

“Desde febrero hasta la fecha es al menos la quinta mudanza que tengo que hacer por presiones de la Seguridad del Estado”, aclaró Acosta, quien recordó que en “febrero último oficiales de la Seguridad de Estado amenazaron a los propietarios de la vivienda que yo rentaba hacía casi 3 años, le impusieron una multa de 3000 CUC y los obligaron a desalojarme, sino perderían la vivienda. Los amenazaron con eso”, señaló.

“Estoy actualmente viviendo como si fuera una fugitiva”, afirmó la periodista.

“Yo no tengo casa, yo vivo hace 4 años rentada en la Habana (…) algo que no es un delito. (…) Incluso cuando yo trabajaba con el oficialismo vivía rentada y eso nunca fue un problema. El problema fue a partir de que comenzara a hacer el periodismo independiente», aseguró.

Cuenta la reportera que en esta ocasión en que la dejan de nuevo en la calle se encontraba en el proceso de la compra de un apartamento en La Habana, pero que la Seguridad del Estado no permite a nadie que le alquile o le venda por ser ella una periodista independiente.

“No hay ninguna ley que diga que no se le puede rentar, no se le puede vender nada a un periodista independiente o a un disidente, pero aun así la Seguridad del Estado sigue recurriendo a todos esos planes macabros e intimidando a todas esas personas simplemente por tener un mínimo de relación conmigo”, enfatizó.

«Ellos me lo dejaron bien claro, este represor Alejandro hace unos meses, que todo esto que me estaban aplicando no era porque hacía bien, sino muy bien mi Trabajo”, recordó.

En abril pasado la periodista denunciaba que el oficial de la Policía Política conocido como Alejandro la amenazaba con ponerla en prisión por un supuesto delito de común sino dejaba el periodismo o se iba del país y le aseguraba, “Nos convertiremos en tu peor pesadilla”.

“Ellos lo que quieren es que yo abandone el periodismo independiente o me vaya del país. Pues les digo bien claro, como se lo he dicho personalmente, no voy a hacer ni lo uno ni lo otro. Ni voy a dejar de hacer periodismo independiente en Cuba, viviendo en Cuba ni voy a abandonar mi país”, enfatizó.

Acosta, está convencida que su responsabilidad social se encuentra ejerciendo el periodismo independiente.

“Haciendo el periodismo independiente es como me siento totalmente libre, que no era lo que sentía cuando trabajaba con el Canal Habana, con este medio oficialista, ellos me obligaban a decir las cosas que le interesaba al Partido Comunista de Cuba”, aseguró.

Para la reportera, “el periodismo independiente es actualmente la piedra en el zapato del régimen. Saben, por experiencias históricas, que la libertad de expresión y prensa es fundamental en las democracias o, en este caso, del tránsito a la democracia. Cada vez somos más los profesionales que, en Cuba, reportamos, denunciamos, visibilizamos la verdadera realidad de los cubanos. Es algo que ya no pueden parar”.

Camila Acosta es una de las periodistas cubanas que más represión ha sufrido en lo que va de año. Ha sido citada, interrogada y amenazada en varias ocasiones. Está regulada (Término que utiliza el gobierno para prohibir a las personas salir del país) y también es una de las más de treinta personas a las que le impusieron una multa de 3000 pesos cubanos, monto que triplica el salario promedio mensual, en virtud del Decreto ley 370, que de no pagarla podría cumplir seis meses de cárcel según el artículo 170 del Código Penal. 

DIRECTA DE CAMILA ACOSTA/FACEBOOK

0 Comentarios

Añadir comentario