logotipo ICLEP

El agua, un obstáculo más para enfrentar el Covid-19 en Cuba.

Vecinos de la calle Monte y Ángeles en La Habana Vieja hacen fila y se abastecen de agua desde camiones cisternas..jpg

Jul 31, 2021 | 10:56 AM


Por Daniel González

La Habana, 31 de julio de 2021, (ICLEP) - Las Naciones Unidas, reconoce el derecho al agua potable de todos los seres humanos y el acceso a una cantidad de agua suficiente para el uso doméstico y personal estimada entre 50 y 100 litros diarios. El costo del acceso no debe superar el 3% de los ingresos del hogar, la fuente de abasto debe estar a menos de 1000 metros del hogar y su recogida no debe superar los 30 minutos. 

Julio Ramírez, es trabajador por cuenta propia, desarrolla la actividad de plomero en la comunidad donde reside hace 58 años en la calle Monte, esquina Ángeles del municipio Habana Vieja. Escogió su oficio porque desde pequeño dice recordar esporádicas etapas de escases y corte de agua potable en la localidad. Determinado a brindar soluciones para los suyos y ganarse el sustento, estudió el arte de hacer roscas y ahora garantiza instalaciones hidráulicas a decenas de personas que demandan sus servicios. Asegura que, en su taller donde los clientes y la comunidad le visitan, cuentan con todas las herramientas para salir con una sonrisa, aunque solo les falte el recurso más preciado, el agua.

“llevamos 8 días sin agua en la comunidad en medio de esta pandemia, y a nadie le interesa, pasan las pipas y no podemos llenar los tanques de la casa, porque los carreros la venden a los que tienen depósitos y dinero para pagarles, nosotros no podemos pagar un carro cisterna, imagínate que un tanque de 20 litros cuesta 50 pesos moneda nacional, y hay que ahorrarla… no hay quien aguante con los precios como están” aseguró Julio Ramírez.

El lavado frecuente de las manos con agua y jabón es la mejor vacuna, anuncia un spot televisivo casi a diario, pero como hacerlo si no hay de donde sacar, preguntó Alfredo Blanco, residente de la localidad. “hoy salieron 1736 casos en La Habana de ellos 81 en mi localidad, si no hay agua como nos lavamos la ropa, las manos, la cara, es imposible mantener una buena higiene y seguirán aumentando los casos, si no se resuelve el problema” declaró Alfredo.

Según cifras ofrecidas por el Ministerio de Salud Pública (MINSAP), asegura que la nación atraviesa una compleja situación epidemiológica, donde Cuba, ocupa el primer puesto por países en América Latina debido al número de contagios. Durante los últimos 15 días (entre el 15 y el 29 de julio) la nación reporta 112 636 casos positivos al virus, llamando la atención el alarmante número de casos en edades pediátricas donde han resultado positivos más de 19 574 menores en edad, para un promedio de 1 305 casos diarios. Otro grupo de riesgo que dispara las alarmas son las casi 400 mujeres embarazadas que han resultado contagiadas por el letal virus, y un número de 488 fallecidos, 18.2% más que en los últimos 7 días.

Junto a Julio, los vecinos de la comunidad se movilizan, cuenta Zenaida Peñalver, una entusiasta residente de la comunidad, que ha convocado al resto de los vecinos para reclamar que les lleven agua en pipas, ante la sede del gobierno municipal. Con la acción los afectados pretenden llamar la atención de las autoridades, y forzarlos a solucionar el problema, con un nuevo cronograma de abasto de agua, y ha reanudar las obras pendientes en ejecución por la estatal empresa Aguas de La Habana, detenidas hace 2 años, para beneficio de los residentes del lugar.

“Hay que reclamar nuestros derechos, ya hemos visitado en varias ocasiones al delegado que representa al barrio y nada. El problema del agua lo sabe el gobierno, el partido, todo el mundo y no pasa nada, ahora nos toca a nosotros representarnos por nuestra cuenta” aseguró Zenaida.

Poco a poco los cubanos aprenden a demandar sus derechos, recientemente entre los días 11 y 13 de julio la Isla estuvo sacudida por masivas protestas en más de 47 ciudades del país, en una combinación de reclamos por la reivindicación de sus derechos, el fin del régimen comunista, y la dimisión del presidente, al cual culpan por dar continuidad a un sistema que les ha sumido durante 62 años en una combinación de penurias, hambre y la falta de oportunidades para sus hijos.

Por su parte la estatal empresa de Aguas de La Habana, publicó un comunicado, en el sitio oficialista Cubadebate reconociendo que existen zonas de la capital que no reciben el preciado líquido por las redes, “…nos disculpamos por las molestias causadas a nuestros usuarios…” refiriéndose al mantenimiento en sus redes y explicando que habían concluido el ciclo de reparación en la Cuenca Sur, por lo que paulatinamente entraría en funcionamiento el abasto de agua a las zonas afectadas de la capital. Sin embargo, nada dijo de investigar las denuncias realizadas por vecinos de La Habana Vieja como Julio Ramírez, contra funcionarios de esa entidad.

0 Comentarios

Añadir comentario