IMG-LOGO

Maikel CAstillo, El Osorbo, será juzgado por los supuestos delitos de atentado y desacato

Maikel Castillo, El Osorbo. (Facebook)

Jun 3, 2021 | 12:20 AM


La Habana, 03 de junio de 2021, (ICLEP) - El rapero contestatario Maykel Castillo, El Osorbo, quien fuera trasladado el lunes a la prisión Kilo 5 y Medio, en la provincia de Pinar del Río, hizo una llamada telefónica al también rapero Eliécer Márquez, conocido como El Funky, quien ofreció a Radio Martí detalles de esta conversación.

Sobre los delitos que las autoridades le imputan a El Osorbo, Márquez dijo que este "no está de acuerdo ahora mismo con nada de eso que le están diciendo, porque él nunca ha hecho ningún atentado. Simplemente, la Seguridad del Estado se encarga de eso, entonces te ponen estas acusaciones como las que tienen hechas a él, desacato, atentado", explicó.

“El mismo lunes (hizo la llamada) que fue cuando lo trasladaron a Pinar del Río. El hombre está bastante bien, dentro de lo que cabe, un poco triste, preguntando por sus pertenencias, y por las demás personas que están presas también. Pero está bien, dentro de lo que cabe”, dijo El Funky.

El Osorbo, a quien se le ha aplicado la medida de relocalización, utilizada por la Seguridad del Estado para aquellos prisioneros que consideran pueden crear conflictos si permanece en el entorno donde es conocido, llegó el lunes, a las 10 de la mañana a la prisión Kilo 5 y Medio.

“Estuvo en la unidad de 10 de Octubre, que allí era donde lo estaban instruyendo. “Esa prisión -afirma Márquez refiriéndose a Kilo 5 y Medio- tiene mala reputación, porque la comida está malísima, el clima no favorece, porque son lugares fríos, con microclima de mucho frío, más los mosquitos”.

El Osorbo todavía está “con la misma ropa con que llegó allí. De su casa, cuando se lo llevan, se lo llevaron descalzo y sin camisa, después pasaron (la policía política), buscaron un ‘pulóver’, un par de zapatos, y es como está él allí, esperando por sus pertenencias, su aseo, su ropa, su comida, todo. Vamos a esperar a ver cuándo le dan la visita”.

El rapero y activista del Movimiento San Isidro se encuentra en estos momentos en prisión provisional, en espera de ser juzgado, mientras, su amigo El Funky dice estar “esperando que me vuelva a llamar, porque lo que le dan son cinco minutos. Imagínate, ¡él se tiene que dividir en tantas partes!, hablar con la hija, con la mamá de la hija", exclamó.

Según El Funky, en la prisión Kilo 5 y Medio no hay casos de COVID-19, al menos por el momento, “pero no aceptan visitas”, por lo cual los familiares de su amigo sólo podrán ir a llevarle sus pertenencias, pero no podrán verlo.

 

Cortesía Radio y Televisión Martí

0 Comentarios

Añadir comentario