logotipo ICLEP
Opinión
IMG
La agonía del sistema bancario cubano: ¿un final anunciado?
Apr 29, 2024

Desde el pasado mes de marzo la inquietud y el malestar de la población cubana se ha ido incrementando como consecuencia de la escasez de dinero físico en los bancos y cajeros automáticos, carencia que convierte en un calvario el día a día de la población, quien carente de alimentos y otros recursos materiales, ahora también carece del dinero necesario para costear todas estas necesidades.

Las imágenes que hoy se perciben a lo largo y ancho del país muestran multitudes de personas reunidas en torno a los cajeros automáticos o frente a los bancos para extraer sus ganancias o salarios.

Trabajadores de la mayoría de las empresas del país permanecen a la espera de poder cobrar sus salarios, lo que los obliga, junto al resto de la población, a permanecer desde horas bien tempranas de la madrugada haciendo colas.

Una realidad dura e incómoda para una población que en su gran mayoría vive de un salario. En las sucursales bancarias se da prioridad a quienes van a depositar dinero, operación que cada día es menor y se establecen límites de extracciones en los cajeros de cinco mil pesos, lo que unido a la creciente demanda de dinero en efectivo de la población provoca que en dos horas los depósitos de dinero se agoten, quedando una multitud sin poder realizar extracciones. Esta problemática obliga a preguntarse: ¿Cuáles son las causas que provocan esta crisis financiera?. Muchas son las razones de este fenómeno tan complejo y molesto.

Una posible causa de este fenómeno es sin dudas la creciente inflación que conlleva a que los precios en el mercado informal ascienden con frecuencia, como hay que pagar en efectivo las personas no depositan sus ingresos, circulando la mayor cantidad de efectivo en la calle.

Otra explicación gira en torno a los depósitos y extracciones de las mipymes, las que operan con la mayoría del efectivo depositado en los bancos y a la hora de extraer dejan las bóvedas bancarias prácticamente vacías, cuestión que se agudiza con la reciente tendencia de estos negocios de depositar cada vez menos ingresos en los bancos, para evitar el fisco y las trabas y limitaciones de extracción que se les impone.

Por otro lado y como una realidad latente está el hecho de que la red de cajeros automáticos en todo el país se encuentra en muy mal estado, lo que agrava aún más la situación. Nada que al parecer la cacareada Bancarización del régimen tendrá que esperar, pues no es una opción posible en los momentos actuales.

 

Publicado originalmente en la edición 178 del medio de comunicación comunitario del ICLEP, El Espirituano

 

IMG
He estado pensando en los diálogos necesarios
Apr 28, 2024

Adhiriéndose al Año de la Oración propuesto por el Papa Francisco, los obispos cubanos han pedido que en todas las comunidades cubanas se rece pidiendo a Dios por la situación del país, y la Iglesia se ha ofrecido como "un espacio de diálogo, un lugar de encuentro, para que todas las diferentes posiciones puedan encontrar soluciones concretas que la gente necesita”.

Un diálogo nacional en Cuba no será fácil, porque su objetivo es lograr un acuerdo mutuo que saque al país de la inmovilidad y, para esto, es necesario escucharse, considerar la postura del otro, y estar dispuestos a llegar a un consenso que, en mayor o menor grado, incluirá una cuota de renuncias.

Por eso, un diálogo necesita partir de la verdad, de la situación real que enfrentamos, porque si no se reconocen los problemas que necesitan soluciones, el diálogo muere antes de nacer.

Hay una fábula que habla de un hombre que vivía en una habitación oscura. Dicen que un día hubo un relámpago, y a la luz de ese relámpago, el hombre notó que en su habitación había objetos: había una cama, una mesa, un armario… Animado por la luz del relámpago encendió un fósforo, y descubrió que había objetos más pequeños: una silla, libros, platos… Animado por la luz del fósforo decidió encender un bombillo, y descubrió que en su habitación había polvo, telarañas, suciedad…

La luz, la verdad, siempre tiene una parte dolorosa, porque muestra los errores, lo que está mal, lo que no funciona, lo fallido… y aceptar esto, duele.

¿Qué puede hacer nuestro hombre de la habitación oscura ante lo que le ha revelado la luz? Puede elegir las tinieblas, apagar el bombillo y fingir que todo está bien, sabiendo que la inmundicia seguirá creciendo; o puede empezar a limpiar, puede empezar a humanizar su espacio.

No sabemos si habrá diálogo, no sabemos si la propuesta de los obispos será acogida, y los que nos definimos como “hombres y mujeres de a pie” no tenemos en nuestras manos el poder para que esto ocurra, pero sí tenemos la capacidad para promover el diálogo a nuestro nivel, para decir la verdad allí donde estemos, para proponer un debate en los ambientes en que nos encontremos, para llamar por su nombre al polvo, a las telarañas y a la suciedad y buscar soluciones que “humanicen nuestro espacio”.

Los hombres y mujeres de a pie podemos además hablar con nuestras decisiones, participando y apoyando todo lo que promueva el cambio que necesitamos y queremos, y teniendo el coraje de no participar en lo que sostenga y promueva el sistema que nos traba la existencia y que queremos cambiar.

Hay una frase de Platón que dice: “Podemos perdonar fácilmente a un niño que tiene miedo a la oscuridad; la verdadera tragedia de la vida es cuando los hombres tienen miedo de la luz”.

Y la luz da miedo, pero es preferible caminar con miedo hacia la luz que vivir eternamente en el miedo que producen las tinieblas.

IMG
El germen de las mipymes, un rayo de luz en la oscuridad
Apr 27, 2024

Lo nuevo cuando planta cara en cualquier contexto toma tiempo para ser aceptado, sea para bien siempre existirá la mirada de soslayo. Igual sucede con las mipymes. Unos cubanos por el “sí” y otros por el “no”, pero nadie puede negar que es un rayo de luz en medio de tanta oscuridad. Aquellos abanderados del “no” centran sus críticas en el impacto inmediato de la nueva gestión económica en el bolsillo de los que menos tienen.

Es entendible, un pueblo que junta quilos para cubrir el hoy no tendrá mucho ánimo para suspirar en el mañana. Nadie está negando lo anterior en medio de un lienzo de salarios figurados, pues es realidad contante y sonante, pero el simple hecho del simbolismo de la propiedad privada no deja de ser germen que corroe los cimientos de la dictadura cubana. Señores, propiedad privada es libertad. Es el origen de algo en evolución que pudiera transformar el credo de este país.

Soltar las ataduras de quien hace más de 65 años te ha dictado el abecé de tu vida. Las mipymes representan más que el plato de comida de hoy, es proyecto personal. Cuando el hombre toca las cosas con su corazón no sólo él se agiganta, el entorno brilla.

Tal es el caso del salón artemiseño de belleza Más Bella, que en mano estatal era pocilga mal oliente, mientras que en posesión de particulares ha resurgido de las cenizas. Resultados: el salón ha retomado los servicios luego de un año de inactividad. Hoy, se han incorporado nuevas prestaciones y la higiene del lugar a dado un vuelco de 180 grados. Que es más caro acceder al salón es cierto, pero está. Lo triste sería la nada, que es oscuridad. Se respira otro aire en la ciudad.

Pocas féminas hablan de precios y sí de la oportunidad de Más Bella, aunque sea una vez al mes. No hay que perder de vista que la iniciativa privada en la Isla existe única y exclusivamente por necesidad del régimen. Debemos recordar que libertad y comunismo son conceptos antagónicos, agua y aceite.

En la situación paupérrima que se encuentra hoy Cuba las autoridades han preferido perder un brazo antes de quedarse sin el resto del cuerpo. ¿Y dónde está la grieta? Todos los cubanos hablan de los mismo:

“Parece que fuera del régimen hay vida”. Volver atrás en la Isla después de la iniciativa privada ya no es posible, aunque se vuelva: nunca seríamos los mismos. El germen de las mipymes es un rayo de luz en la oscuridad.

Publicado originalmente en la edición 214 del medio de comunicación comunitario del ICLEP, El Majadero de Artemisa

 

IMG
Santiago y Bayamo, el rostro de un pueblo casando
Apr 26, 2024

Cualquier explicación del régimen para intentar lógica a favor en lo sucedido el 17 de marzo, bautizado ya como 17M, en la zona oriental del país, no trasciende al cansancio de un pueblo sumamente agotado. Cuba no aguanta más, dice la sinfonía callejera.

En Santiago y Bayamo la gente fue clara, pedir corriente eléctrica y comida es sinónimo de fin de la dictadura. Se trata del desafío al poder comunista en dos ciudades consideradas “cunas de la Revolución”. Un martillazo en pleno rostro de la junta militar gobernante.

La supuesta unidad de los cubanos en torno al proceso social iniciado en 1959 ya cuesta trabajo blandirse al resto del planeta como fortaleza de “la verdad que nos asiste”, según la narrativa oficialista. El pueblo en diferentes regiones de la Isla se ha encargado de una nueva lectura.

Hoy en el barrio nadie duda que a estas hermosas combinaciones de 11J y 17M se le sumarán otras hasta que reviente la cuerda. Una sola señal, la más elemental, indica este rumbo: los crecientes atrasos de los escasos productos de la canasta básica, por solo citar lo más a la vista.

Desde el oficialismo, en todas las provincias el discurso es similar: se redoblan esfuerzos para en menor plazo descargar un buque con arroz que arribó a puerto cubano. Pero, esto no se le puede trasladar a los niños de la casa cuando la mesa está vacía.

Es que la muela para rociar multitudes, esa palabrería sin sustento material, llena de promesas que nunca se cumplen, hoy es aire viejo que ya tiene más de seis décadas de existencia, y continuamos dando vueltas en el mimo lugar y “vamos por más”, a peor.

A qué tonto en Cuba se puede engañar con la leyenda de que el imperialismo guardó relación directa, inmediata, con la rebelión del 17M en la zona oriental. Pues, increíble, pero cierto, hacia allí se dirigió la retórica del oficialismo. ¿Qué muestra esto? Dice que ya no quedan conejos en el sombrero.

El fin de los argumentos, donde sólo queda el imperialismo, abre la ruta de la cara sin sonrojo del poder. Asomar un presidente en ventana nacional a mostrar una Cuba diferente a la real le queda holgado al Noticiero de Televisión, pero ya muy estrecho a un país que sufre.

La realidad es poderosa y marca cada minuto de ese individuo que empata día tras día en la desesperación. Minutos de impotencia, con horizonte cercano en la calle. Cuba está en pie de rebeldía. Santiago y Bayamo fueron sólo el rostro de un pueblo cansado.

Publicado originalmente en la edición 214 del medio de comunicación comunitario del ICLEP, El Majadero de Artemisa

 

 

Publicado originalmente en la edición 214 del medio de comunicación comunitario del ICLEP, El Majadero de Artemisa

 

IMG
He estado pensando en un aparente desliz
Apr 19, 2024

Pudo haber sido un desliz, o una “traición del subconsciente”, o pudo ser algo intencionado, pero no deja de ser llamativo que, el día del miliciano, haya aparecido en el cintillo del Noticiero Nacional de Televisión la frase: “En lucha contra el pueblo”.

Es una frase con la que, inmediatamente, nos hemos identificado, porque esa es nuestra experiencia vital. No sólo sabemos, sino que sentimos que hemos vivido durante años bajo un régimen hipócrita. Un régimen que, por una parte, ha mantenido un discurso que parece extraído íntegramente del Evangelio cristiano, un discurso desbordante de defensa de la justicia, de preocupación por el pobre, de superación de la miseria… mientras se creaba una realidad diferente. Porque es un régimen que ha convertido a Cuba en un pueblo miserable y mendigo, ha institucionalizado la injusticia, ha intentado ahogar toda expresión de inconformidad y de crítica, ha llevado al país a un callejón sin salida, donde la vida se ha reducido a dos palabras: sobrevivir o irse.

Ha sido y es un gobierno en lucha contra el pueblo: contra sus aspiraciones, contra sus legítimos deseos, contra su libertad de expresión, contra la pluralidad de opciones políticas, contra la manifestación de su sentir religioso…

Pero la vida nunca está hecha de líneas rectas entre víctimas y victimarios. Las relaciones humanas sueles ser “circulares”, estableciéndose lo que solemos llamar un “círculo vicioso”.

Porque es cierto que, a partir del 59, el nuevo gobierno de la isla desplegó una red de control, de dominio y represión, pero su éxito fue posible porque logró que nos volviéramos los unos contra los otros, y convirtió al vecino (y en algunos casos al propio familiar) en el primer espía, delator y agresor.

En esta “lucha contra el pueblo”, nos hicimos cómplices. Entre nosotros nos delatamos, nos hicimos actos de repudio, nos mentimos, nos sumamos a la represión.

Y no sólo entramos en el círculo de volvernos los unos contra los otros, sino que nos volvimos también contra nosotros mismos, y aprendimos a actuar en contra de nuestra conciencia, de nuestros valores, de los principios que cuidan y protegen el alma.

Al inicio fue incluso comprensible, porque, como pueblo, estábamos tan cegados por la propaganda y la “novedad” del ideal socialista, éramos tan inexpertos en el tema, tan ingenuos ante la vehemencia avasalladora de nuestros líderes, que no fue difícil para los que dirigían la música hacernos bailar al son de sus instrumentos.

Pero hoy día, 65 años después, cuando los ojos no pueden estar más abiertos y las mentes no pueden estar más despiertas, mucha gente sigue encadenada a esos círculos malsanos, mucha gente sigue militando en ese ejército del pueblo que lucha contra el pueblo, mientras, eso sí, como todo el pueblo, intenta sobrevivir el día a día o espera, en las sombras, la oportunidad de escapar del monstruo al que alimenta.

Desliz o no, el mensaje ha sido cierto. Los milicianos han luchado contra el pueblo… y los CDR, y la Seguridad del Estado, y la policía, y los “agentes de civil”, y los militares, y los Boinas Rojas y los Boinas negras, y los jóvenes del servicio militar… y tú, y yo.

Y esta guerra, ¿puede terminar algún día? Sí, y de hecho ha terminado y termina en cada persona que ha decidido y decide romper el círculo del servicio al mal y, afrontando las consecuencias, es capaz de decir: “No voy a ser cómplice de esta guerra, no voy a apoyar al que me oprime, no voy a hacerle daño a mi hermano”.

IMG
La agonía del plato vacío: La triste realidad de la alimentación en Cuba
Apr 19, 2024

Para los millones de personas que vivimos en este país y tenemos la responsabilidad de garantizar el sustento de nuestras familias, garantizar un plato de comida sobre la mesa impone retos que muchas veces por causas ajenas a nuestra voluntad, no somos capaces de sortear.

El desabastecimiento de alimentos y otros productos de primera necesidad en la red de mercados estatales de nuestro país es un problema que crece cada semana, dejando a las ofertas privadas y al sector informal, como las únicas alternativas para conseguir lo que se necesita para comer.

La constante subida del precio del pollo, el cerdo, el aceite, el pan, el arroz, los frijoles y las viandas, debido a la depreciación del peso cubano y la disminución de las producciones nacionales, deja sin oportunidades a un sector mayoritario del pueblo que trabaja para el gobierno y recibe su salario en moneda nacional.

Es una realidad que los trabajadores de las empresas e instituciones del gobierno y sobre todo los del sector presupuestado, son los más perjudicados, al no poder adquirir productos deficitarios a precios más accesibles, que sólo se ofertan en los mercados y tiendas estatales durante el horario laboral.

Osvaldo Robles, maestro de matemáticas en la escuela secundaria Antonio Maceo, le contó a nuestro medio, que trabajar para el gobierno limita las posibilidades de conseguir lo que su familia necesita para comer. “Mi jornada de trabajo se extiende hasta las 4:30 pm, por lo que nunca puedo comprar los escasos alimentos que se venden en los establecimientos del Estado.

Tampoco me pagan los suficiente en moneda nacional o en dólares, para pagar el alto precio a que se ofertan en el sector privado y las tiendas en divisas”, refirió. El señor dijo también que los negociantes se aprovechan de la crisis y la necesidad de la población, para acaparar los alimentos y luego revenderlos a precios que un trabajador estatal no puede pagar.

“Los dirigentes del Gobierno, el Partido Comunista y los agentes de la Policía Nacional Revolucionaria, hacen muy poco por impedir la reventa de productos deficitarios”, aseguró el señor Robles. Un funcionario de la Dirección Provincial de Trabajo en Villa Clara, le informó a nuestro medio solicitando anonimato, que más de 13000 trabajadores del sector estatal pidieron su liberación durante los tres primeros meses del actual año, y que el motivo que expusieron fue que no les alcanzaba el salario

 

Publicado originalmente en la edición 116  del medio de comunicación comunitario del ICLEP,  Páginas Villareñas.

 

 

IMG
Promesas incumplidas: La firma del código de ética como símbolo de burla para el pueblo cubano
Apr 18, 2024

El pasado 24 de febrero, las principales figuras del régimen cubano encabezadas por Miguel Díaz-Canel, firmaron el Código de Ética de los cuadros de la Revolución Cubana. Este acto, revestido de simbolismo, ha generado reacciones entre la población. E

se mismo día en todas las provincias cubanas también se desarrollaron actos solemnes donde los dirigentes revolucionarios firmaron el documento, que según palabras del mandatario cubano, constituye “un enorme compromiso y un llamado a la unidad”.

Como ciudadano cubano que observa a diario la vida que llevan los cuadros y dirigentes de la Revolución, quisiera exponer un grupo de ideas que me atrevo a vaticinar son compartidas por millones de cubanos de a pie.

Primeramente quisiera reflexionar sobre si la firma de ese documento, asegura que los dirigentes cubanos sean honrados y mantengan una actitud digna en su desempeño. Desde mi punto de vista esto es bastante improbable, y sólo constituye otro intento por rescatar la confianza que perdieron ante nuestro pueblo en todos estos años.

La llegada del internet a Cuba no solo ha servido para mejorar las comunicaciones entre familiares y amigos que están lejos y facilitar muchos servicios importantes para las personas, también ha dejado al descubierto los lujos que se dan los dirigentes cubanos y sus familias. Un número importante de videos y fotografías expuestas en la red demuestran que la ética y la honradez, no son cualidades muy comunes en los representantes del Gobierno y Estado Cubano.

Los directivos piden públicamente en sus discursos austeridad y sacrificio a nuestro pueblo, mientras ellos y sus familias se dan una vida llena de lujos utilizando los recursos que legalmente son de propiedad social.

La opulencia en la que viven las familias de los Castro, la del Presidente Cubano y la de los principales dirigentes, son el foco de la atención pública provocando el rechazo y las críticas de nuestro pueblo. A pesar de todas las denuncias que se realizan contra ellos en los diferentes espacios, ni una sola medida o sanción legal, ha sido anunciada públicamente en contra de la cúpula que gobierna esta isla. Está claro que la firma del Código de Ética no resolverá los grandes problemas de corrupción que existen y que el sacrificio de los cubanos, no será compartido por sus principales dirigentes.

 

Publicado originalmente en la edición 116  del medio de comunicación comunitario del ICLEP,  Páginas Villareñas.

 

 

IMG
¿ Qué pasa con los cubanos que no tienen dólares?
Apr 13, 2024

Millones de personas que viven en este país no tienen dólares u otras monedas extranjeras para adquirir lo que se comercializa en las tiendas que ofertan productos en divisas. El economista Emilio Morales en el informe, >, señaló que aunque en 2023 llegaron a Estados Unidos más de 200 mil cubanos, las remesas a la isla experimentaron una caída de 3.31 %.

En los últimos meses también ha venido disminuyendo la cantidad de productos que se venden por la canasta básica familiar en las bodegas, dejando a las tiendas en moneda libremente convertible y al mercado informal, como las únicas opciones donde se pueden adquirir productos de primera necesidad como pasta dental, detergente, jabón o aceite para comer. Para un cubano de a pie que depende de un salario promedio de 3000 pesos cubanos al mes, pagar 750 pesos por un litro de aceite, 500 por un paquete de detergente o 150 por un simple jabón de baño, es prácticamente imposible.

En esa posición se encuentra Magalis Cueto López, madre de dos niños y trabajadora de la Empresa Eléctrica, quien le aseguró a nuestro medio, que su familia sufre todo tipo de necesidades e incluso pasan hambre, porque su salario y el de sus esposo no les alcanzan ni para comprar los alimentos para sus hijos. “En más de una ocasión mi esposo y yo nos hemos tenido que quedar sin comer para que los niños tengan al menos un plato de comida. Me duele muchísimo ver las carencias que sufrimos los que no tenemos dólares para poner en una tarjeta magnética de las que se utilizan para comprar en las tiendas en divisas”. Refirió.

La señora agregó que lamentablemente los dirigentes del Gobierno y el Partido Comunista no sufren esas carencias y tienen acceso a beneficios que los trabajadores cubanos solo pueden soñar. “Mientras nosotros tenemos que hacer colas inmensas para conseguir un transporte o un medicamento, los dirigentes y sus familias pasean en sus carros y tienen garantizado las medicinas y los servicios de salud”, alertó Cueto López.

Miguel Chaviano Meriño, licenciado en economía con más de 30 años de experiencia en el sector, le dijo a nuestro medio, que la devaluación del peso cubano en correspondencia con las divisas extranjeras, ha sumido en la miseria a millones de cubanos que reciben sus salarios en moneda nacional. “Nuestro pueblo está cansado de sufrir carencias y no ver resultados en la gestión del Gobierno. Sólo la implementación del libre comercio y la inversión en sectores como la agricultura, el transporte y la energía, comenzarán a revertir la crisis que enfrentamos”, aseguró.

 

Publicado originalmente en la edición 115  del medio de comunicación comunitario del ICLEP,  Páginas Villareñas.